Agenda:

ENTOMBED AD + GRAVE: 30-09-2014, Erandio, Vizcaya (Sala Sonora)

FURYON: 30-09-2014, Estepona, Málaga (Sala Louie Louie)

CRAZY LIXX + XTASY: 03-10-2014, Zaragoza (Sala Utipía) + Artista Invitado

FURYON: 03-10-2014, Avilés (Centro Niemeyer)

Ver más >>

Inicio > conciertos > europe + whitesnale + def leppard

Conciertos:

Europe + Whitesnale + Def Leppard
jun
24
2013

Europe + Whitesnale + Def Leppard



Barcelona (Plaza Mayor del Poble Espanyol)
Autor: Salva G.
Fecha crónica: 02-07-2013, 02:15



La gira Europe + Whitesnake + Def Leppard llegó a Barcelona, y sus habitantes vistieron sus mejores galas para ello. No todos, ni tantos. En un principio el concierto estaba previsto realizarlo en el Olimpic de Badalona, pero ante la escasa venta de entradas (algo que no llego a comprender) tuvo que ser movido a la plaza Mayor del Poble Espanyol, un lugar mejor, en cuanto a visión y sonido, pero peor en cuanto a comodidad para el público asistente se refiere (fuimos muchos los que compramos entradas de asiento para Badalona y tuvimos que padecer las más de siete horas de espectáculo de pie).

Pero como esto es un concierto de ROCK, como diría aquel, en letras mayúsculas, y a eso fuimos, no me quejaré más de lo debido, aunque sí tiraré un poco de las orejas a la promotora por ello.

En cuanto uno salía de Plaça Espanya, la parada de metro, se podía apreciar el movimiento Hardroquero en todo su esplendor, como aquellos maravillosos ochenta cuando el viejo Palau D' esports se llenaba de colorido ante las actuaciones de todos esos grupos que nos hicieron la vida más amena (y aún nos las siguen haciendo). ¿O estábamos en aquellos añorados ochenta y no me di cuenta?

Viendo la imagen de muchos de los asistentes se podría decir que estábamos exactamente en 1987, el fantástico año en donde Europe reinaba con su "The Final Countdown", editado el año anterior, Whitesnake despachaba millones de copias de su "1987/Whitesnake/Serpens Albus" según en qué parte del globo vivieras por aquel entonces) y Def Leppard tocaban el cielo con su "Hysteria" ganando a sus competidores y despachando más de veinte millones de copias del disco, Coverdale y los suyos "solo" vendieron ocho millones e Europe algo menos (de los máximos reyes no hablaré –Guns and Roses-)

Veinte y seis años después de aquello, un servidor, con su vieja camiseta del "Hysteria tour 87/88" y su explosiva hebilla, esperaba charlando con otros viejos zorros del mundillo (Gracias Gerard! Tu sabes la razón) y aprendiendo de todos ellos (saludos a todos) a que abrieran puertas, para vivir una mágica tarde/noche llena de buen Hard Rock.

Con una puntualidad extrema Europe hacían su aparición en escena, para abrir la tarde. El tema elegido: "Riches to rags", de su nueva y flamante obra "Bag of bones" editada el pasado año. Joey Tempest se movía sin parar, acercándose a las primeras filas de la pasarela, donde un servidor se encontraba y trataba por todos los medios de que los allí presentes se calentasen un poco (Joey, yo no). No lo consiguió. No al menos hasta la tercera o cuarta canción.

Europe tienen un problema. Podríamos, parafraseando el chiste, decir que Europe tienen una noticia mala y una buena. La buena: "The final countdown"; la mala "The final countdown"; y es que hasta que no sonó la canción de marras allí no saltó nadie, o en su defecto, hasta que no sonó alguno de los temas que incluía ese vendido disco no consiguió el efecto que Joey estaba buscando desde que abrió el concierto con dos cañonazos Hard roqueros setenteros como son "Riches to rags" y "Firebox" ambos de su última obra. En su defecto fue la power ballad "Carrie" aunque instantes antes "Supertitious" de "Out of this world" tuvo una inmejorable respuesta por parte de los presentes.



Sí, hubo pequeños gritos histéricos, vale, en realidad fueron de emoción, cuando sonó "Scream of anger" de su segundo disco "Wings of tomorrow" (1984) pero fueron puntuales, o cuando ejecutaron la festiva "Let the good times rock", pero el verdadero histerismo llegó con "Carrie" la power ballad del maldito disco, con la roquera "Rock the nation" y con la final, y no hay juego de palabras, "The final countdown". No están hartos de tocarla, no lo creo, es la canción que les llevó al puesto que ostentan hoy día, pero que Mic Michaeli tire de sonido pregrabado para interpretar la famosa introducción de teclado del tema no dice mucho a su favor. Ni personal ni como banda.

Musicalmente prefiero a los Europe del nuevo milenio, aunque por supuesto no le hago ascos a los de los ochenta, y veo este cambio sonoro como un crecimiento personal de los integrantes. De aquel primitivo ¿power metal? de "Scream of anger", pasando por el Hard Rock de "Rock the night", hasta llegar al Blues Rock de sus últimas obras deudor de bandas como Cream, Purple, Zeppelin, Lizzy y los mismísimos y primerizos Whitesnake, Europe pueden estar seguros de tener una de las discografías más sólidas de las bandas de aquellos años que aún siguen en activo, aun con el parón de los noventa principios del dos mil.

Y eso lo demostraron en su corta pero intensa actuación. Tempest aguantó el tirón con mejor suerte que Coverdale, quien tiene la voz ideal para cantar Death Metal, al menos cuando habla y sus secuaces, Norum, Michaeli, Levén y Haugland demostraron lo compenetrados que están después de tantos años.



Todos vestidos de riguroso negro utilizaron su tiempo en repasar sus discos. Desde el primero de ellos, "Paradize bay" fue su opción, hasta el último editado, pasando por "Wings of tomorrow", The final countdown", "Out of this world", "Prisoners in Paradise" y "Last look of eden". Solo obviaron "Start from the dark" y "Secret society" tal vez los discos más oscuro y duro de todos cuantos han grabado.

Joey intentó hablar en catalán, un escueto "Sou collonots" (sois cojonudos) fue lo máximo que llegó a salir de su garganta, y eso después de haber leído una y otra vez la dichosa frase de un folio pegado en el suelo junto a sus set list personal, pero en todo momento estuvo participativo con el público y eso le valió infinidad de elogios por parte de los asistentes.

En definitiva, Europe no fueron los mendigos del evento, si contamos que Whitesnake fueron los príncipes y Def Leppard los reyes de la noche, pero sí que pasaron además de cómo una exhalación por el escenario, sin mucha repercusión en las vidas de la mayoría de los asistentes que se habían reunido sin duda alguna para ver i oír a los de Sheffield.

Un seis alto sería una buena nota, teniendo en cuanta su corta actuación, tocar a pleno sol, y con un público dividido entre las huestes de Coverdale, cientos y cientos de camisetas de la Serpiente Blanca adornaban los torsos de los asistentes, y Def Leppard, que al fin y al cabo eran el plato principal de los otros dos.

Para que os hagáis una idea, no hubo mecheros durante "Carrie". Era imposible. No por el hecho de que ya casi nadie fume, si no por la claridad que el sol como si de un mar se tratara, esparcía sobre la plaza Mayor del Poble Espanyol. Se intentó cambiar el efecto por los móviles de los asistentes, pero ni con esas.

Pues así me quedé tras el show de Europe. Me resultó algo deslucido, aunque me gustase. Adoro a Norum, aunque éste se parezca físicamente cada vez más a Adrià Puntí. Y su Hard Rock melódico, aquel que les elevó al templo en el que aún están, me encanta. Pero no acabaron de llenarme. De todos modos, sus recién cumplidos treinta años de vida como grupo les abalan y pueden hacer caer mis palabras en saco roto.



Set list Europe:
Riches to rags
Firebox
Scream of anger
Supertitious
Girl from Lebanon
Carrie
Let the good times rock
Paradize bay
Rock the night
Last look of eden
The final countdown

Line up Europe:
Joey Tempest: voz
John Norum: guitarra
John Levén: bajo
Ian Haugland: batería
Mic Michaeli: teclado


No fue ese el caso de Whitesnake. Coverdale llena el escenario con su presencia. Con sus bailes. Con sus insinuaciones. Con sus gestos. Sus poses. Su experiencia. Su carisma. Sus canciones. Su banda… todo menos con su voz. Lástima.

Por suerte para nosotros, su banda no solo le ayuda musicalmente, si no que cada uno de ellos canta las partes que Coverdale no puede. Y son muchas.

Por suerte para nosotros, de nuevo, ya lo sabemos y el poder cantar a voz en grito esas joyas hace que nos olvidemos que su autor no puede. Es un poco como un concierto de Los Suaves, Yosi no canta, pero no nos importa, y eso que él podría, pero su afición a la bebida le imposibilita dicha tarea. Es igual, disfrutamos lo mismo, o más.



Tras escuchar "My generation" al completo por el P.A. del recinto, aparecieron los Snakes actuales en escena. Junto a David, sus fieles espadas, Reb Beach y Doug Aldrich, su sección rítmica, el irreconocible Michael Devin al bajo, y la bestia de Tommy Aldridge a la batería, y el nuevo teclista Brian Ruedy, para arremeter sin pausa alguna con "Give me all your love" de su exitoso "1987" del cual a la postre fue el disco del que echaron más mano a la hora de interpretar las canciones de su variado y extenso catálogo.

"Give me all your love" es sin duda mi tema favorito de aquel disco. No sabría explicar la razón, pero creo que estaréis de acuerdo conmigo en que cuando lo escucháis vuestro cuerpo recibe una buena dosis de felicidad. Te hace mover. Saltar. Gritar. Y pensar que eres el amo del mundo. Además aquel viejo video clip expresaba perfectamente en imágenes mis palabras.



Sí, Whitesnake son mi debilidad. Una de tantas. No hay día que pase sin escuchar uno de sus discos o alguna de sus canciones. Pero tienen un problema. También podemos, al igual que con Europe, intentar hacer humor con ello. Si en los suecos su problema se llamaba "The final countdown" en los ingleses su problema se llama: mercado americano.

Sí, desde sus inicios, hace ya treinta y cinco años, Coverdale siempre quiso petar en los Estados Unidos. Y aunque una vez lo consiguió ("1987" es la prueba de ello) no hace falta que siga intentando enamorar a sus fans americanos, y más cuando los conciertos son en terreno europeo.

El potente sonido americano que extraen en temas tan ingleses como "Ready an' willing", la segunda canción de la noche, hace que estos pierdan su inocencia original y se conviertan en pequeños pecados capitales. Por no hablar de esos alaridos de Coverdale que no le llevan a ningún (buen) sitio y lo único que consiguen es cargar más la de por sí cargada garganta del cantante.Esto vuelve a ocurrir en "Don't break my heart again", tema de "Come and get it" y más tarde con "Fool for your loving" y "Here I go again", aunque estas dos últimas ya las conocíamos en su versión americanizada de estudio, me siguen sin convencer del todo. Fuerza tanto su voz que los temas acaban desluciéndose en sus interpretaciones en vivo por la falta de ella. Por suerte para nosotros, las cantamos en su lugar.

Y la banda no solo le hace doble voz y coros, si no que en ocasiones, mientras él suelta alaridos, ellos cantan en su lugar.



Pero como digo siempre, lo que cuenta al final son las canciones, las cante quien las cante, y lo haga como lo haga y sin duda Whitesnake tienen CANCIONES que demuestran el porqué son quienes son y están donde están.

Ya sean de sus primeros discos: "Ready an' willing", "Come and get it", "Saints and sinners" o "Slide it in" o de sus últimos discos: "Good to be bad" y "Forevermore". Una tras otra, cuanto más bajaba la voz de Coverdale, más subía el concierto. Extraño, pero cierto.

Hubo un pequeño recuerdo para Bobby Bland "El León del Blues" por parte de David entonando el coro de "Ain't no love in the heart of the city" a cappella, antes de arremeter con la épica y Zeppeliniana "Forvermore" (el día antes la dama de negro se llevó para siempre a Bobby, a la edad de 83 años, autor del famoso tema que siempre veía como Coverdale lloraba durante su interpretación y de otros como "Further on up the road" o "I pitty the fool"). Algo que nadie pareció entender.

No fue el único recuerdo. El Maestro Lord, el mejor batería del grupo, Cozy Powell (Aldridge cayó rendido a sus pies, un bonito gesto que le honra y le engrandece) y el guitarrista del "Red corner" Mel Galley también tuvieron su recuerdo y su homenaje con la interpretación de "Gambler" de "Slide it in" el disco que abrió las puertas americanas a los ingleses y que sigue siendo a día de hoy mi favorito (lo que hizo Sykes allí llevan copiándolo disco tras disco todos los guitarras que han pasado por la Serpiente y jamás lo han conseguido, ni siquiera el mago Vai).Por supuesto el momento llegó de la mano de otra power ballad: "Is this love", después de que David preguntara si Barcelona aún era la ciudad del amor.

"Steal your heart away" tuvo dos momentos. El inicio con la armónica de Devin y el final, con el solo de batería de Tommy (¿fue el mismo que interpretó hace veinte tres años en el Velódromo de horta? O me pareció a mí). Su inicio fue contundente. Rápido y efectivo. Pero su final quedó desluzido. Sí, tocar con las manos como el gran Bonzo queda muy bien, pero su pegada se vio carente de fuerza. Tocar con baquetas es lo que tiene. Suena que atruena. Hacerlo con las manos, excepto que sea la bestia parda de Bonham es doloroso y los golpes más flojos. Pero no por ello dejé de disfrutar de la calidad de Aldrigde.



"Forevermore" es la gran pieza de la noche. Épica. Fastuosa. Llena de lirismo y belleza en su inicio, con un Coverdale en estado de gracia, cantar en varias octavas más bajas es lo que tiene, y fuerza y brío en su final. Esos riffs de Beach y Aldrich nos retrotraen a los mejores Zeppelin. No solamente Aldrich en el nuevo disco de Burning Rain grabó una versión de las huestes de Page y Plant, si no que el mismísimo Page grabó con David un álbum completo. Pues el mismo sentimiento que teníamos al escuchar aquel viejo disco lo tenemos escuchando el tema que da título al último trabajo de estudio de la banda.

Pagaría más de lo que pagué la pasada noche, que no fue poco, por ver a Coverdale en un tour interpretando temas de sus primeros seis discos o reinterpretando sus éxitos en formato acústico, como en el excelso y mágico "Starkers in Tokyo".

La tripleta de "Best years" + "Bad boys" (and some girls) + "Children of the night" acabó con la voz del divo y seguramente con la nuestra también……bueno, aún quedaban fuerzas para la tripleta final: "Fool for your loving" + "Here I go again" + "Still of the night", al menos en nuestras gargantas.

La de David ya es otra cosa. Descansó durante el duelo de guitarras de Reb y Doug. Durante el solo de batería de Tommy. Y por supuesto durante todas las canciones que no pudo cantar él y que lo hizo o bien el público o bien sus músicos.

"Still of the night" cerró de forma épica la actuación de Whitesnake. Coverdale no podía hablar, pero maldita sea, sus canciones lo hacían por él (además de Doug, Reb, Michael y Brian), su ronca voz llegó al límite tras ella, por mucho que se la cuide (apareció con un vaso de whysky con dos dedos de una bebida de color whysky y tras meterle un lingotazo y poner cara de: mirar que duro soy, comentó: "bah, Apple juice" y se rio.



Coverdale sabe que vive de sus canciones, de su pasado, su presente y de todos sus éxitos, además de su porte su carisma y de todo aquello que enumeré al inicio de esta crónica, la de Whitesnake, que no la del concierto en sí, y juega con ello y visto lo visto, parece que le va muy bien. Quién no ama el grito de:"This song is for yaaa!!!!" o este otro: "Make some fucking noise!" (impreso en la parte trasera de una de las camisas con las que Coverdale apareció en escena).

Un ocho sería una buena nota para lo que aconteció anoche.

Set list Whitesnake:
Give me all your love
Ready an' willing
Can you hear the wind blow
Don't break my heart again
Is this love
Gambler
Love will set you free
Steal your heart away
Forevermore
Best years / Bad boys / Children of the night
Fol. for your living
Here I go again
Still of the night

Line up Whitesnake:
David Coverdale: voz
Reb Beach: guitarra y coros
Doug Aldrich: guitarra y coros
Michael Devin: bajo, armónica y coros
Tommy Aldridge: batería
Brian Ruedy: teclado y coros


Con una puntualidad que me sorprendió gratamente, comenzó a sonar por el P.A del recinto, instantes antes habían sonado Down n' Outz (¿alguien se dio cuenta?) "Won't get fooled again" el conocido y televisivo a día de hoy tema de The Who (mucho inglés pero luego todos queremos sonar al más puro estilo americano, si hasta Europe requirió los servicios de Kevin Elson para producir su exitoso "The final countdown") y poco a poco la banda fue tomando posiciones sobre el escenario. Hasta que al final, y ya con los instrumentos en sus manos atacaron la estrofa final de dicho tema. Una sorpresa, sí, pero que deslució el inicio de "Let's get rocked". No resultó tan efectiva como aquella lejana actuación de 1993 cuando la banda no solo presentaba el disco del que está extraído dicho tema, si no que llevaba un juego de lásers digno de la época, aunque el viejo y deteriorado pabellón de deportes no registrase la mejor entrada del mundo.

Por suerte para todos, la banda fue subiendo como la espuma canción tras canción. Todos en la banda encajan a la perfección. Son cinco dedos de una mano. Juntos son invencibles y con "Action" lo demostraron.



Joe sorprendió a todos con la calidad de su registro vocal muy superior al de su última visita en 1996 durante la gira de "Slang" un disco por cierto grabado en España, aunque algo por debajo de "La gira" por antonomasia: "El Hysteria tour".

Al contrario de Vivian, por culpa del maldito cáncer, está Phil, que desde el inicio del concierto apareció en escena con el torso desnudo, aceitoso y musculado al máximo. Su mujer Helen había aparecido en escena para inmortalizar el lugar con su cámara de fotos antes de que diera inicio el show.

"Women" cayó pronto. Demasiado pronto. Por un instante pensé que "Hyetsria" al complete caería en un abrir y cerrar de ojos, y que el concierto sería un suspiro, pero por suerte me equivoqué. Es anoche, al contrario que en Donostia y Madrid no interpretarían el explosivo disco al completo, aunque de él cayeron hasta ocho temas. De doce, no está nada mal. Un tercio del mismo.



Por su contra, el grupo sorprendió a propios y extraños con la interpretación de "Mirror, mirror (look into my eyes)" de su segundo disco, cuando aún parecía que pertenecían a la NWOBHM. Todo un placer y un excelente guiño a sus viejos fans, aquellos que les vieron en el Palau Blaugrana 2 en 1983.

Entre "Hysteria" y "Pyromania" se movieron a la hora de echar mano de su catálogo de temas en mayor medida. Hubo incursiones primerizas a "High n' dry" y "On through the night", la interpretación de "Bringin' on the heartbreak" seguida de "Switch 625" con Phil y Vivian en primer plano y de "Wasted" resultaron explosivas, sin duda, pero saben que aquellos dos discos son los cimientos de su éxito. Aunque bien podrían ser el primero los cimientos y el segundo la cubierta, ya que sus siguientes discos resultaron ser algo menos exitosos.

En definitiva, lo más lejos que van es a "Euphoria" de 1999, de la que interpretan "Promises", pero por supuesto se saltan "Slang" de 1996 y sorpresivamente no interpretan ningún tema de "Songs from the Sparkle Longue", un excelente disco, ni de "Yeah!" que con sus versiones levantaría mucho el ánimo. Parece ser que hubo gente que se aburrió con alguno de los temas más delicados de "Hysteria". Incluso alguno de los temas inéditos grabados para su última obra "Mirrorball: live and more" hubiera estado bien.



Pero ey!, no me quejo, solo reflexiono en voz alta. Interpretando diez y ocho temas en total de los cuales quince fueron singles, no hay posibilidad de error. Y es que poco a poco, pero sin pausa, el concierto iba subiendo de calidad. "Rocket" les hizo ganar enteros. Su ejecución fue perfecta. Me hizo pensar si había algo grabado de antemano.

Además, la pantalla de leds del fondo del escenario pasaba imágenes que convertían al concierto en un espectáculo (lo mismo que sentí con el último show de Megadeth en Barcelona, sentí la pasada noche).

Claro que El Momento llegó, primero con "Gods of war", su milimétrica ejecución, así como ese inicio con el mismísimo Steve Clark interpretando el solo del inicio del tema, unido al juego de luces, hizo que se me pusiera la carne de gallina. Los pelos de punta hace años que no lo consigo.

Y para colmo llegó tras una potente y corrosiva versión de "Wasted", no solo el tema más viejo de la noche, si no el más potente de todos. Y Joe aguantó como un campeón. Sorprendente. Me muero de ganas de ver esos shows de Las Vegas una vez se editen en dvd.



Y segundo durante la interpretación de "Hysteria", la canción, no solo mi tema favorito del disco, si no todo un recuerdo a la historia del grupo, con imágenes de ellos, con Steve, por supuesto, en sus días de Donington. Emotivo, efectivo y excelente.

Por supuesto en "Animal" mi voz ya dejaba mucho que desear. Pero aguanté hasta la final "Photograph", pasando antes por "Pour some sugar on me", último tema del set, y por "Rock of ages", primer bis de la noche.

Durante todo el concierto la pantalla fue emitiendo imágenes alusivas a cada una de las canciones, incluso durante "Love bites" se pudo leer la letra del tema, al menos su estribillo. Efectivo de nuevo.

Sí, Leppard reinó. Lo sabían. Eran los cabezas de cartel. Y no creo que defraudaran a nadie. Tocasen o no "Hysteria" al completo. En su defecto echaron mano a su catálogo de "greatest hits". Apuesta ganadora. Infalible. Sonasen perfectos o no (que sonaron, "Pour some sugar on me" es el ejemplo perfecto de ello). Diez y siete años de espera merecieron la pena. Espero que no tarden tanto en volver. No fue el 88, ni siquiera el 93, pero los def Leppard del 2013 suenan que atruenan y me alegro de haber estado allí de nuevo.



A su manera, Europe, Whitesnake y Def Leppard siguen reinando veinticinco años después de sus mayores éxitos comerciales y esta gira de cuatro fechas en nuestro país lo demostró. Espero que no sea solo por el hecho de "estar" ni por el hecho de que no habrá otra oportunidad de verles la asistencia a estos eventos y que en las próximas visitas de las bandas en un futuro, la respuesta de este país sea la misma.

Un nueve alto sería la mejor puntuación y más real para el concierto de Def Leppard. Su concierto estuvo perfectamente ejecutado, tanto que por momentos dudaba de que, por ejemplo, Rick tocase su kit, o los coros fueran en vivo. Pero es eso, casualmente, lo que le otorga una nota tan alta a la actuación.

Set list Def Leppard:
Let's get rocked
Action
Women
Mirror, mirror (look into my eyes)
Foolin'
Promises
Rocket
Love bites
Wasted
Gods of war
Bringin' on the heartbreak
Switch 625
Hysteria
Animal
Armageddon it
Pour some sugar on me
Encore:
Rock of ages
Photograph

Line up Def Leppard:
Joe Elliott: voz
Vivian Campbell: guitarra y coros
Phil Collen: guitarra y coros
Rick Savage: bajo y coros
Rick Allen: batería y coros



Fotos: SALVA G. y Josep Garganté

Que gran concierto

Reportar Por: Billy Corgan 29-07-2013, 15:32

Que grandes grupos hemos podido ver , Europe los que más me han gustado Joey Tempest es uno de los mejores Frontman que hay y Whitesnake Coverdale ya no esta como antes siguen haciendo buenos conciertos, y Def Leppard son la hostia y me gusta que sigan dando caña pena que no viniesen a hacer otro concierto,estaría bien volver a verlos pronto juntos y esta vez que no cambien los lugares como en Coruña.

grandioso, espectacular, sublime

Reportar Por: miguel angel robles 30-07-2013, 23:55

Madre mia si todos los grupos de hoy en dia compusieran como estos grupos…..esto si que eran canciones y cada una con el sello de ellos mismos….que recuerdos y que concierto mas entrañable…la calidad de los leppard incuestionable y coverdale el hombre ya ha demostrado todo lo que tenia que demostrar….haber cuantos frontman hoy en dia hay asi….tanto criticar coño…..ah y ademas tomy aldridge ha sido y será uno de los grandes baterías del hard rock, pocos tienen esa contundencia en directo y mas a su edad…además esa critica de que el solo de batería con las manos pierde contundencia lo dira usted….porque se lo digo por experiencia que fui batería de canker y ahora de physycal….eso es dificilísimo….sacar ese sonido con las manos de unos timbales….solo al alcance de unos monstruos del rock como tomy….

Nota: Los comentarios escritos en mayúsculas o tipo SMS, los que contengan excesivas faltas ortográficas, y los ofensivos contra el resto de lectores o redactores de este medio, serán eliminados.