D.A.D. + The Cannibal Queen

L’Hospitalet, Barcelona (Salamandra)

4 de Noviembre, 2009

Salva G.

hace 9 años
Catorce años después de su primer y hasta hoy, único concierto en España de los daneses D.A.D., éstos volvieron por estos lares para ofrecer dos conciertos. Barcelona y Madrid fueran las dos ciudades elegidas. Y nosotros estuvimos en la primera de ellas para traeros una crónica lo más cercana a lo que ocurrió aquella noche en la Sala Salamandra.

La banda está celebrando sus veinticinco años de carrera. Lo dejan bien claro en todas y cada una de sus camisetas. Aunque su primer disco, "Call of the wild" data de 1986, fue el 3 de marzo de 1984 cuando Jesper Binzer, guitarra y cantante, Stig Pedersen, bajista y Peter Jensen a la batería, se les unió Jacob Binzer, hermano pequeño de Jesper, que se hizo cargo de la segunda guitarra en la banda, y así naciía la primera y más sólida formación del grupo, la que grabó sus seis primeros discos de estudio.

En 1999 entró en el grupo Laust Sonne a la batería. Él es el nuevo, aunque ya grabó cuatro discos con los chicos. Ésta formación, Jesper, Jacob, Stig y Laust fue la que nos visitó para presentar en vivo su última edición discográfica, "Monster Philosophy", editada el pasado año 2008, y de la cuál aquí podéis leer nuestra reseña.  

D.A.D. D.A.D. D.A.D.

Con una pequeña introducción, conocida como "March intro", que no deja de ser el inicio de su tema "Revolution" que abre su nueva obra de estudio, la banda apareció en escena ante el aplauso y el griterío general de los allí congregados. Resultó extraño comprobar que muchos de los asistentes eran nativos de Dinamarca, los cuales por cierto al final del concierto y ya fuera de la sala, esperaron pacientemente, junto al que esto suscribe y su mujer a que la banda apareciera para unas firmas y unas fotos. Aunque lo verdaderamente extraño no es eso, ya que en su país gozan de un éxito apabullante, cerrando casi cada año el famoso Roskilde Festival, sino el hecho de que si había más público que hace catorce años, éste estaba compuesto por jóvenes daneses y no por jóvenes españoles ávidos de una buena dosis de hrad rock.  

Pero en fin, divagaciones personales a parte, lo que sí está claro, es que los pocos que asistimos teníamos unas ganas inmensas de ver a la banda y de disfrutar con ella y a fe que lo conseguimos. Hasta la banda se sorprendió de que cantásemos sus canciones. ¿Y cuáles fueron éstas? Pues un clásico detrás de otro.  

Tras la corta introducción sonó "True believer" de su, seguramente disco más famoso: "No fuel left for the pilgrims" (1989), interpretada por la banda a toda prisa y con un Jesper divirtiéndose de lo lindo. No sería el único tema de ese disco, que junto a su continuación, llamada "Riskin' it all" (1991) llevó a la banda a las cotas de éxito más alto que jamás estuvo en Europa, ya que en Estados Unidos nunca triunfaron como hubieran querido. 

D.A.D.D.A.D.D.A.D.

"Beautiful together" sería el siguiente tema, y el que nos recordaría de que estaban aquí para presentar un nuevo trabajo. Un potente tema de Hard Rock melódico que demuestra que la banda sigue en cotas altas en cuanto a composición se refiere. A partir de aquí, si no fue antes, el grupo se había ganado al público. Una tras otra empezaron a caer clásicos de la banda, como ya dije anteriormente, enlazados uno con otro, sin tiempo a respirar. "Jihad", "Girl nation", "Everything glows" o la persistente "Reconstrucdead" con ese sonido tan característico de guitarra en casi toda la canción que el propio Jesper nos hizo hacer con nuestra voz. Ya nos advirtió que si estábamos dispuestos a ayudarle haciendo cosas estúpidas.  

Al grito de: "How do you do?, How do you do?" por parte de Stig, todos contestamos: "Ridin' with Sue". La banda exploraba su pasado con este tema de su primer disco, donde aún se podía escuchar la influencia Cow Punk, con ese toque country-billy tan extraño en sus primeros discos, pero a la vez tan característico.

D.A.D. D.A.D.

Como siempre las miradas estaban puestas en Stig, bajista de la banda, que apareció disfrazado de ¿demonio alado?, ¿o era un murciélago gigante?, con una bajo precioso transparente iluminado por unos leds azules que le daban cierto aire etéreo. Y si a eso le añadimos su altura, su buena forma física y su cara de querubín, rubio con ojos azules, no es de extrañar que las miradas constantemente se fueran hacia su posición en el escenario. "Road below me", extraña elección, hubiera preferido "Too deep for me" de su nuevo disco o "Grow or pay" o la potente "Evil twin", "Bad craziness", el único tema que interpretaron de "Riskin' it all", una extensa "Chainsaw" de su nuevo disco, donde Laust Sonne tuvo su momento de gloria, cuando todo el público coreó su nombre en medio de una frase que nos insistió Jesper en cantar y la genial "Monster philisophy", el tema, cerraron un corto pero intenso concierto. ¿Podría ser éste último tema su "I was made for lovin you". Era, cuanto menos curioso, ver como las primeras filas, donde me encontraba, bailaban al ritmo de dicho tema.  

La banda abandonó el escenario y yo me dediqué a buscar una púa que había tirado minutos antes Jesper. El problema es que me costó tanto encontrarla, que me perdí literalmente el primer tema de los bises y no sé cuál fue. Tenía todos mis sentidos en encontrar la maldita púa. No os extrañéis, si las hubierais visto, seguro que habríais hecho lo mismo que yo: perderos el primer tema de la tanda de bises.  

Lo que sí recuerdo es el segundo de los temas: "Sleeping my day away", con ese sonido country and western de la guitarra de Jacob. Todo un puto clásico en su discografía que la banda alargó hasta el paroxismo con diferente jams inacabables. La verdad es que seguramente, aunque no lo conté, los cinco últimos temas del concierto, tuvieron la misma o mayor duración que el resto del concierto, unos diez temas más. 

D.A.D. D.A.D.

La sorpresa llegó con el último de los bises. Tras un tiempo excesivamente largo, al menos para mi gusto, de nuevo volvían a escena para interpretar "I won't cut my hair", la declaración de principios más directa de todas sus canciones por parte de Jesper, con un sonido de blues pesado. Aunque el tema aparecía en su "Riskin' it all" no debemos olvidar que aquel seminal "Draws a circle" también contenía una primeriza versión del mismo. Esta fue sin duda la primera sorpresa, ya que la segunda llegó con la no interpretación de su mega clásico "It's after dark" para cerrar el concierto.        

Por lo que pude averiguar después, mientras esperaba unas firmas de la banda, es que Jacob estaba algo cansado y eso hizo que la banda no tocase tanto como hubiéramos querido. Es más, ni siquiera estuvo presente en la sesión de firmas y fotos que se montó en las afueras del recinto sobre la una de la mañana, puesto que se había ido al hotel. Los que sí estuvieron presentes fueron Jesper, Stig y Laust. 

D.A.D.

Pensando fríamente, podríamos decir que el concierto fue algo corto, y es que con la cantidad de temas famosos, al menos para los fans de la banda, que tienen, podrían extender su set un poco más. Y si encima sumamos el excesivo tiempo que pasa entre una venida y otra a este país, está claro que nuestra queja tiene una base sólida. Y eso sin mirar ninguno de sus conciertos pasados, como el del 20 de febrero del 2009, donde interpretaron 24 canciones, o el del Forum de Copenhague, donde llegaron a los 25 temas. Pero en fin, seguiremos disfrutando de lo poco que nos toque, como los cristianos cuando comían el Maná. Un alimento no muy apetitoso, pero suficiente para sobrevivir.  

Antes de la actuación de D.A.D, pudimos oír a THE CANNIBAL QUEEN, una banda que parece la O.N.U., ya que sus miembros vienen de sitios tan dispares como Francia, Australia o Barcelona. Debo admitir que cuando aterricé en la sala la banda se disponía a interpretar "Make it go away", tema con ciertas sonoridades cercanas a NIN. Diría que casi toda su música se acerca bastante a ese tipo de grupos. Aunque me pareció que Carlos Santolobo, guitarrista de la banda, tenía cierto parecido sonoro con Tom Morello el exguitarrista de Rage Against The Machine. 

The Cannibal Queen The Cannibal Queen

Su propuesta sonora es interesante, además la refuerzan con unas proyecciones durante las canciones. Siendo la más destacada "No more lies", donde vemos a infinidad de líderes mundiales apareciendo en la pequeña pantalla, mientras la banda grita "No more lies" constantemente. Su sonido moderno podría no gustar a los clásicos roqueros, pero no por ello debemos darle la espalda. Además desde su página se puede descargar gratuitamente su único disco a día de hoy. Hacedlo y ya me contaréis.

The Cannibal Queen

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALICE COOPER + BLACK STONE CHERRY

07-09-2019, Madrid (Palacio Vistalegre)

CHROME DIVISION + CROSSPLANE + VIRGINIA HILL

10-09-2019, Madrid (Sala Caracol)

OVERKILL + DESTRUCTION + FLOTSAM AND JETSAM

13-09-2019, Madrid (Sala La Riviera)

THE NEW ROSES

04-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

BETWEEN THE BURIED AND ME

04-10-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

Ver Más »