Megadeth

Barcelona (Sala Razzmatazz)

1 de Junio, 2010

Salva G.

hace 9 años
Que MEGADETH, la banda de Dave Mustaine, pertenezca a los Big Four, junto a Metallica, Slayer y Anthrax -yo añadiría a Testament también-,  es por algo, y ese algo, quedó claro el pasado martes en la grande de Razzmatazz en Barcelona.

La banda había descargado en el mismo local hace unos años, si no recuerdo mal en 2007, durante la presentación de su por aquel entonces último disco, "United abominations", además de su paso por el Priest Fest. acompañando a Judas Priest y Testament, un festival que servidor se perdió por problemas ajenos a mi voluntad, es difícil estar en dos sitios a la vez si uno no posee el don de la ubicuidad.

¿Y que nos encontramos de diferencias entre aquellas dos últimas veces y la del otro día? Pues algunas bastante importantes. Primera: la vuelta de Dave Ellefson al puesto de bajista y la entrada también de Chris Broderick como segundo guitarra tras la marcha de Glen Drover. Segunda: la banda está inmersa en la gira de celebración de "Rust in peace" (1990). Veinte años hace desde la edición del mismo.   Y tercera y posiblemente más sorprendente, la cantidad de público que había en la sala, muy superior a su anterior visita en el mismo local.



 ¿Y que representan estos tres puntos para los sufridos fans de la banda? Pues el primero está claro. La vuelta de Ellefson le da un toque nostálgico a la banda bastante apreciable, sobre todo en el momento en que Mustaine presenta a la banda, siendo Ellefson el que consigue arrancar los mayores aplausos entre los miembros del grupo. El segundo es obvio. La interpretación al completo de un disco como "Rust in peace" hace las delicias de todos los asistentes, aunque particularmente mi álbum favorito de la banda siga siendo "So far. So good…so what!"(1988), seguido por "Peace sells…but who's buying?" (1986), pero esto ahora no viene mucho a cuento. Y la tercera… si descontamos el calor asfixiante que tuvimos que padecer en la sala,  la gran afluencia de público dejó constancia de que tenemos MEGADETH para rato, y de que el Metal está más vivo que nunca. La nueva sangre viene empujando fuerte, y es que la cantidad de jóvenes que había en la sala dejaba claro que esto no morirá.

A las diez y pocos minutos, uno a uno, primero Shawn Drover tras su kit de batería, segundo Chris, tercero Ellefson y por último Mustaine, fueron saliendo al escenario, para sin ningún tipo de dilación y con el telón del veinteavo aniversario de MEGADETH de fondo, comenzar el concierto con "Dialectic chaos", buenísimo tema instrumental que abre su nuevo disco, "Endgame" (2009), seguido de "This day we fight!", casualmente el segundo tema que sigue al primero en su nuevo disco. Razzmatazz ya estaba ardiendo.



El grupo siguió con "Wake up dead", tema recuperado de su "Pecae sells…" y de mi tema favorito del grupo, que viendo la gran acogida que tuvo por parte del respetable, diría que es el favorito también de gran parte de los asistentes: "In my darkest hour", el clásico tema en memoria del desaparecido Cliff Burton, antiguo bajista de Metallica. A partir de aquí, y tras un breve corte, lo necesario para que la banda cambiara sus instrumentos, la banda se tiró de lleno en la interpretación, de principio a fin, de su "Rust in peace". Tema por tema.

Ya lo anunció Mustaine, lástima que no se le entendiera nada de lo que decía. En general el sonido del concierto no estuvo a la altura. Donde yo me encontraba, casi al final del recinto, el sonido no tenía fuera, se perdía antes de llegar a la mitad de la sala, y en muchas ocasiones oía más las voces de la gente de mi alrededor, sus comentarios, que la música de la banda. No sé que pudo pasar, pero en realidad poco importaba, ese disco está grabado a fuego en la mente de todos nosotros. Y tema tras tema fuimos coreando las canciones, como si estuviéramos en nuestras habitaciones de adolescencia. El clásico riff de abertura de "Holyy wars…the punishment due" llenó la sala de melenas al viento y puños al aire. No fue el único. Mucho después, y como era de imaginar "Symphony of destruction" volvió a conseguirlo.



Gran parte de culpa de la nitidez del sonido del disco la tiene Mike Clink, conocido mundialmente por su trabajo junto a Guns n' Roses, y la sobriedad de Mustaine a la hora de escribir las canciones. Seguramente los tintes algo progresivos en el sonido del disco se los diera Marty Friedman, un guitarrista para mi gusto personal demasiado técnico para una banda como Megadeth, pero que no le resto mérito a su trabajo junto a la banda en los diez años que estuvo junto a ellos.

Poco hay que decir sobre los temas, creo que todo el mundo los conoce de sobras. Además la banda los tocaba como si de un disco se tratase, dejando tan sólo escasos minutos / segundos entre uno y otro, para no romper el hechizo. "Hangar 18", "Take no prisoners" o "Five magics" dejaron constancia del porqué ellos están en el grupo de los Big Four. Con "Poison was the cure" llegó el momento de lucirse de Ellefson. Sin alargar en exceso la introducción del tema, ocupó la primera fila del escenario y en todo el centro del mismo comenzó a martillear su bajo de cinco cuerdas dando inicio así a la canción con un fondo más rockanrolero del catálogo del grupo.



El sonido seguía siendo bajo. Una lástima, pero creo que poco importó a los allí presentes, que veían como les caían uno tras otro los temas de "Rust in peace", que aunque no sea ni de lejos el disco más vendido del grupo, si que parece ser el más querido por los fans. No hubo por pate de la banda ninguna gira de conmemoración de "Killing is my business…" ni de "Pecae sells…", ni mucho menos de "So far,so good…", por algo será.                

Casualmente la primera vez que se pudo ver a la banda por estas tierras fue en la gira de "Rust in peace" cuando compartían cartel con Slayer, Testament y Suicidal Tendencies, en el famoso festival "Clash of the Titans" en septiembre de 1990. Y veinte años después, siguen, si no mejor, sí igual. La forma del grupo en vivo es admirable, y Mustaine de deshizo de sus propios demonios y se mantiene sobrio y feliz desde hace unos pocos años.

Con "Dawn Patrol" Ellefson de nuevo volvió a ser el centro de atención. Sorprendió que gran parte del tema fuera lanzado desde la mesa. Estoy hablando obviamente de la voz de Mustaine. "Rust in peace… Polaris" nos trajo lo que ya todos sabíamos, el final de la interpretación del disco al completo. Y al igual que Mustaine lo había presentado al principio de su ejecución con unas breves palabras, las de despedida fueron aún más breves si caben.



Siete temas más faltaban para la finalización del concierto, con una duración de casi dos horas. Excelente, aunque el sonido seguía siendo demasiado bajo para mi gusto. Aunque por suerte fue algo más digerible que el que tuvo que aguantar Vortice, la banda telonera de la noche, dela cuál sólo pude ver, que no oír, dos de sus temas. Aunque podría haber sido uno sólo en realidad y es que la bola sónica que escupían los bafles hacía casi inapreciable la calidad musical que atesora la banda en disco. Una pena.

"Headcrushers" nos devolvió al presente. Éste fue el primer tema que conocimos de su último disco, pero no fue el último que la banda interpretaría esa noche. Tras él llegó el turno de "The right to go insane" presentado extrañamente por el propio Ellefson debido seguramente a la introducción de bajo con que cuenta el tema. La verdad es que los temas de su último disco entran bien.  A partir de éste momento el concierto, o lo poco que quedaba de él, se convirtió en un grandes éxitos.

Uno tras otro fueron cayendo temas clásicos del grupo que hicieron caldear, más de lo normal, un ambiente ya caldeado desde el primer momento. Destacaría la interpretación de "A tout le monde", y el respetable cantando a voz en grito el inicio del tema con algún que otro mechero llameando sobre nuestras cabezas. Aunque para sorpresa fue el oír al público barcelonés gritar eso de "Aguante Megadeth, Megadeth, aguante Megadeth, Megadeth" tan argentino que tienen por costumbre entonar la hinchada metalera de aquel lejano, por distancia,  país. Creo que el último video de Megadeth grabado en vivo en la capital bonaerense tuvo mucho de culpa de ello.



"Trust" resultó el primer bis. Por suerte esta vez Mustaine no intentó cantarla en español, ni los coros ni el tema en sí. Mejor, la canción ganó muchos enteros. Y para finalizar "Peace sells", un clásico que cada vez que lo oigo vienen a mi mente las imágenes de aquel tremendo, genial y primer video clip del grupo.

Una gran noche de Metal para recordar, aunque probablemente debamos olvidarnos del sonido que tuvimos, en muchos momentos insuficiente para la calidad de la banda que estaba tocando.  


Line up:
Dave Mustaine: guitarra y voz
Dave Ellefson: bajo
Chris Broderick: guitarra
Shawn Drover: batería


Set list:
---------------
Dialectic chaos
This day we fight!
Wake up dead
In my darkest hour
Holy wars… the punishment due
Hangar 18
Take no prisoners
Five magics
Posion was the cure
Lucretia
Tornado of souls
Dawn patrol
Rust in peace… polaris
Headcrusher
The right to go insane
Sweating bullets
A tout lemonde
Symphony of destruction
-- Encore
Trust
Peace sells

1 comentarios

#1

Alex

hace 8 años

Muy acertada la critica o redaccion de este concierto, par ami fue un bolazo! soy fan de megadeth desde mi adolecencia por alla por 1987 XD y nada mas empezar el bolo me abri paso a punta de codazos hasta quedar adelante en primera fila!... como lo disfruite, aunque todos me comentaron luego el problema de sonido, adelante se escucho perfecto. Tremendo concierto y con toda la nostalgia de el rust in peace en directo! El bolo que mas he disfrutado este año

Valorar
Responder
Karma:  0

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

BETWEEN THE BURIED AND ME

04-10-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

THE NEW ROSES

04-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

BETWEEN THE BURIED AND ME

05-10-2019, Madrid (Sala Mon)

THRESHOLD

12-10-2019, Barcelona (Sala Bóveda)

DEAFHEAVEN + TOUCHÉ AMORÉ + PORTRAYAL OF GUILT

12-10-2019, Madrid (Sala Shoko)

THRESHOLD

13-10-2019, Madrid (Sala Caracol)

KISSIN' DYNAMITE

22-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

Ver Más »