Sonisphere 2012, viernes 25 de mayo

Getafe (Auditorio John Lennon)

25 de Mayo, 2012

Alberto Bernardo

hace 7 años
La edición de 2012 del SONISPHERE batió su propia marca. Más de 38 mil personas el vienes y más de 54 mil el sábado suman una cantidad más que sobresaliente para el festival de Getafe, y eso se notó en lo bueno y en lo malo.

Empezaremos por lo malo, sobre todo porque las sensaciones que percibíamos de todo este lío iban de "regular" a mejor con el paso de las horas, hasta llegar al sábado y el impresionante concierto de METALLICA, concierto que sin lugar a dudas fue el responsable de tal congregación de gente.

Y empezaremos por el recinto elegido para el festival: el "auditorio" John Lennon, que no es más que el patio de los cuarteles de la base militar, el mismo lugar donde hace cuatro años se celebró el Electric Festival, y que por lo menos evitó el problema de las polvaredas que se levantaban el año pasado al ser suelo de asfalto.



En este sentido, los principales puntos negativos de este emplazamiento fueron dos: primero que la zona de acampada era una explanada de tierra sin una sola sombra, y que con el calor que hacía, llegó a ser un infierno para muchos (más incluso si te tocaba acampar cerca de unos WC, donde el olor no era especialmente agradable), y segundo, que la posibilidad de aparcar los coches cerca tendía a cero. Cierto es que a continuación del recinto había dos polígonos industriales que permitían tal acción, pero se tardaba un cuarto de hora largo hasta llegar a la zona de acampada con tiendas, sacos y mochilas a cuestas, y para la hora punta incluso el aparcar por allí era cuestión de suerte.

De hecho, nosotros llegamos por la tarde, y entre que aparcábamos, nos asentamos y tuvimos en nuestras manos (o muñecas) las acreditaciones, pasaron casi dos horas, y para cuando pudimos entrar ya al recinto del festival, eran las ocho de la tarde y SONATA ARCTICA estaban acabando su concierto. Por tanto, no pudimos ver tampoco las actuaciones de SIX HOUR SUNDOWN, CORROSION OF CONFORMITY, RISE TO REMAIN o SKINDRED.

Una vez dentro de la gran explanada del festival pudimos observar una buena distribución de los stands y de los propios escenarios. Esta vez no se instalaron gradas a los laterales, con lo que se aprovechó mejor el espacio, y los escenarios estaban cada uno a una punta, consiguiendo que no se mezclaran los sonidos de uno y otro. También es cierto que las carpas de tickets, barras y comida estaban bien repartidas y más o menos suficientes, aunque en las horas punta era imposible que no se produjesen aglomeraciones de gente a su torno y tocara hacer algo de cola para comer o beber. Lo de los aseos era cuestión aparte, puesto que aunque su número era suficiente, su limpieza no lo fue del todo. Buen detalle positivo el de la pantalla gigante que se instaló en la carpa de DJs para que quien quisiese pudiera ver la final de la Copa del Rey, y que los del Barça pudieron disfrutar más que los del Athletic.



Así que una vez oteada toda la explanada, nos dirigimos al escenario principal para ver los minutos finales de SONATA ARCTICA. La verdad es que según estábamos entrando podíamos escuchar los acordes de "Full Moon", y la cosa no pintaba bien: el sonido dejaba mucho que desear y desde aquella distancia se lo achacaba al poco viento que podía haber, pero según nos acercamos pudimos ser testigos de la nota negativa del viernes en cuanto a los conciertos se trata: el sonido fue regular o simplemente malo en casi todos los grupos. En cualquier caso esto no fue impedimento para que la gente que había frente al escenario, bastante, por cierto, disfrutaran del concierto. Nosotros solo lo hicimos del último "Don't Say a Word".

Tras nuestro primer acercamiento al festival, volvemos sobre nuestros pasos al escenario #2 para ver a KOBRA & THE LOTUS, que ya habían empezado su concierto. La verdad es que el solapamiento de bandas en ambos escenarios nos provocó perdernos algún que otro buen momento, sino ya conciertos enteros. Nunca me ha gustado esta forma de hacer las cosas, y menos en nuestro lugar, puesto que nos tocaba buscar continuamente un buen sitio para poder hacer un par de fotos a cada banda (no teníamos pase de fotos para el foso).



Como el concierto ya había empezado, y teniendo en cuenta que solo disponían de 45 minutos de show, no pudimos darles todo el tiempo que hubiéramos querido, sobre todo porque pretendíamos volver pronto al escenario #1 para ver a LIMP BIZKIT. En cualquier caso si pudimos constatar que el sonido de este segundo escenario era sensiblemente mejor a lo escuchado en SONATA ARCTICA.

De nuevo frente al escenario principal, más gente se agolpa para ver el concierto de los amados y odiados a partes iguales, LIMP BIZKIT. Parece lejano en el tiempo cuando su sonido de rap+metal parecía la salvación del estilo, y visto lo viso, actualmente se encuentran asentados en la segunda linea, quizás trasnochados con sus ropas anchas y su por aquel entonces forma de entender lo que era el nü metal.



Dejando atrás gustos y críticas, Fred Durst y los suyos salieron con bastantes ganas, y pronto consiguieron ganarse a gran parte del público presente con temas como "My Generation", "My Way" o "Rollin'". Mención aparte merece la indumentaria de Wes Borland, dando el toque entre cómico y bizarro que consiguió sin duda llamar la atención. Para animar un poco más a la gente, en la versión de "Faith" (George Michael) hicieron subir al escenario a las chicas que había en el Black Circle, dando algo de color al asunto. LIMP BIZKIT seguirán siendo amados por unos y odiados por otros, pero no podemos negra que en este concierto lograron hacer botar a la gente y se mostraron más cercanos de lo que cabría esperar.



Volvemos de manera fugaz al otro escenario para ver durante unos instantes a KYUSS. Tampoco es que contaran con un sonido mucho mejor a los grupos predecesores, pero es cierto que su música sonó algo más compacta de lo que me esperaba. Los californianos volvían a subirse a un escenario hace un par de años, después de 10 de inactividad, y bajo el nombre de KYUSS LIVES! hicieron vibrar a los allí presentes. Cuanto menos nos dio tiempo a disfrutar de "Hurricane", un tema que sin quererlo te hace botar y que anima por sí solo. Caras de satisfacción entre sus fans y entre muchos que no los conocían y se llevaron una de las sensaciones más agradables del viernes.



Tocaba ahora disfrutar de otros californianos, de unos de los grandes del punk americano: THE OFFSPRING. No es que lo dieran todo en el escenario, no es que animaran o se movieran mucho para animar a la gente, pero los sencillos acordes de sus temas valen para poner a saltar a los miles de presentes. Los noventa volvían con veinte años de retraso, y eso se notó en la edad de muchos de los presentes, que superaban (superábamos) los treinta holgadamente. "Staring at the Sun", "Pretty Fly", "You're Gonna Go Far" o la última "Self Esteem" hicieron las delicias de la gente, más por propia voluntad y ganas de diversión que por la animación de Dexter Holland o Noodles, que permanecieron bastante sosos durante todo el concierto.



Otra vez tocaba cambiar de escenario, previo paso por la barra a por algo de cerveza con la que refrescar la garganta, para ver la parte final del concierto de PARADISE LOST. De nuevo los problemas de sonido parecieron arruinar lo que habría sido un concierto notable, como habitúan a hacer Nick Holmes y los suyos, y solo en la parte final pareció suavizarse un poco el problema.

De cualquier modo pudimos disfrutar de "Faith Divides Us – Death Unites Us", "Tragic Idol" y sobre todo la coreada "Say Just Words" que cerraba su concierto, con la banda bien asentada en su enorme profesionalidad y un Aaron Aedy que no para de moverse y sonreír dando las gracias al público continuamente. Todo lo que tiene de grande lo tiene de elegante. Si el sonido les hubiera acompañado, no cabe duda de que habrían sido de lo mejor de este viernes, que a la postre, resultó un tanto descafeinado por los repetitivos problemas sonoros.






Sin solaparse ya a estas horas los conciertos, entran en escena los cabezas de cartel de la jornada: SOUNDGARDEN. La verdad es que personalmente no disfruto demasiado con los sonidos grunge, pero la oportunidad de ver en directo a una banda de tal calibre no es algo que se deba dejar pasar. Así pues me lo tomé con ganas, pero he de admitir que llegué a aburrirme con el concierto. Y cuando pensé que era cuestión personal, empiezo a escuchar a más gente, incluso fans de la banda que aceptan comentar que no fue todo lo bueno que se esperaba.



Más de 30 mil personas delante del escenario, y poco movimiento entre ellos. Después de 15 años en silencio, Chris Cornell, Kim Thayil, Ben Shepherd y Matt Cameron hacían aparición en escena para arrancar con "Searching With My Good Eye Closed". El sonido que durante todo el día había puesto en apuros a casi todas las bandas parecía dar un tregua y sonar aceptable, excepto por algunos problemas con las voces en los primeros momentos. Se pudo disfrutar de una "Spoonman", de "Jesus Christ Pose" o de "My Wave" que sonaron muy correctas. El señor Cornell demostró que si bien han pasado muchos años, su voz es capaz de hacer lo que se le antoje casi sin despeinarse. Las composiciones clásicas fueron la tónica general del set-lit, lleno de auténticos himnos, amen de una prometedora "Live to Rise", tema estrenado para la ocasión.

Efectivamente la labor interpretativa de los de Seattle está lejos de toda duda, pero su excesiva pasividad en sus movimientos no lograron animar al público todo lo que se necesitaba. Cabe destacar la enorme actuación de Matt Cameron a la batería, llevando desde atrás todo el peso del concierto y quizás por eso mismo, haciendo que el propio Cornell resultara un tanto soso. Podrían haber dado mucho más de sí a poco que hubieran querido, habiendo pasado su actuación de "buena", a sobresaliente.



Último viaje del día al escenario #2 para escuchar durante unos instantes a los ingleses ORANGE GOBLIN antes de la actuación de MACHINE HEAD para cerrar la noche. Su stoner asentado sobre base de heavy metal clásico consiguió animar a los presentes de manera notable. No era precisamente la banda más conocida del día, pero poco pareció importarles, pues salieron a dar caña sin mirar atrás, y consiguieron que la gente se implicara en su actuación y se moviesen con "Blue Snow" o un "Round Up the Horses" que aún se resentía de los problemas de sonido de todo el día. Las guitarras sonaban demasiado crudas, pero incluso ese detalle pareció una nota positiva a su notable show.



Llegamos así al final de la noche, al escenario principal y con la gente agolpándose todo lo que podía para disfrutar del último de los platos fuertes del día: MACHINE HEAD. Pasadas las 2 de la mañana empezaron a sonar las primeras notas de la intro de "I Am Hell (Sonata in C#)" y la gente se animó para lo que tendría que haber sido un directo aplastante... pero no. No pudo ser. Robb Flynn y los suyos hicieron lo de siempre: dieron caña, se entregaron al público con todas sus fuerzas, pero el sonido tiró por tierra su actuación. Una batería demasiado alta, igual que la guitarra ritmica, que impedían escuchar a la guitarra solista e incluso las voces de Robb hicieron que la jornada del viernes se despidiera con la misma sensación que empezó: desastroso apartado técnico.



Al menos, intentando abstraerse un poco del sonido, el público no dejó de botar con "Imperium", "Be Still and Know", "Darkness Within" o la genial "Locust", que sonaron demasiado poco atronadoras para lo que debería de haber sido. "Who We Are" y "Halo" cerraron el concierto de forma más que digna, sobre todo por la entrega de la banda y las ganas del público. Ambas partes lo dieron todo, pero los asquerosos problemas de sonido de todo el día no dieron casi ni un minuto de respiro en toda la jornada.



En fin, a dormir con una sensación agridulce de no haberse llegado al 100% de lo que la jornada podría haber sido, y con cierto miedo de que esto se repitiera en la jornada del sábado y arruinaran el esperadísimo concierto de METALLICA, los verdaderos cabezas de cartel de todo el festival, con el permiso de SLAYER.

2 comentarios

#1

Uno_mas

hace 7 años

No se, parece que no gusto mucho el sonido de los conciertos y tal, pero para mi, fue una tarde-noche inolvidable, vas a pasar un buen festi y es lo que yo me encontré, grandes grupos y mejor ambiente. Para mi los Machine Head, si que sonaron bestiales, me lo pase como un enano (y perdón por los enanos).

Valorar
Responder
Karma:  0
#2

rodastar

hace 6 años

concierto machine heas, bmto, devildriver, dark sun, impresionante calidade de sonido y caña. impresionante concierto.

Valorar
Responder
Karma:  0

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALICE COOPER + BLACK STONE CHERRY

07-09-2019, Madrid (Palacio Vistalegre)

CHROME DIVISION + CROSSPLANE + VIRGINIA HILL

10-09-2019, Madrid (Sala Caracol)

OVERKILL + DESTRUCTION + FLOTSAM AND JETSAM

13-09-2019, Madrid (Sala La Riviera)

THE NEW ROSES

04-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

BETWEEN THE BURIED AND ME

04-10-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

Ver Más »