Airbourne + Black Spiders + Corroded

Barcelona )Sala Apolo)

19 de Noviembre, 2013

Salva G.

hace 5 años
 Increíble triple cartel para una fría noche de martes en la ciudad de Barcelona, lleno de actitud, pureza y energía.

Actitud por parte de los suecos Corroded, pureza por parte de Black Spiders y energía por parte de Airbourne. Aunque se podrían combinar entre los tres grupos los tres adjetivos y no estaríamos diciendo ninguna mentira.

Los suecos Corroded abrieron la noche con una puntualidad extrema. Diez minutos antes de las veinte horas hacían acto de presencia sobre el escenario de Apolo.

Con sus chalecos de cuero y sus nombres bordados delante junto con el instrumento que tocan, además del nombre de la banda y el país de procedencia en la espalda, al igual que Black Label Society demostraron actitud con su propuesta.



Presentando su tercer larga duración de nombre "State of disgrace" editado el pasado año, aun viniendo de Suecia su sonido es más americano que la bandera de barras y estrellas.

Por encima de todo sorprende la voz de Jens, potente y modulada a su antojo, mientras tres guitarras, sí, tres, escupen riffs poderosos como el trueno escondidos tras unas melodías dignas de los mismísimos Beatles.

Su corto, tan solo seis temas, pero intenso concierto, consiguieron que el respetable coreara una de sus canciones, impresionó a propios y extraños.



Destacar "Time and again" la famosa canción que consiguieron hacer cantar al público, su fácil estribillo tuvo parte de culpa, y la final "6ft of anger" tema que abría su primer trabajo discográfico. Eses estribillo es terrorífico: Chaos, bruning, terror, I am 6ft of anger, Panic, carnaje, mayhen, I am 6ft of anger. Lástima que uno además de no tener edad ya para muchos esfuerzos estuviera esa noche y la siguiente y hasta el día de hoy, con un problema en sus cuerdas vocales y no pueda cantar a voz en grito ese mantra.

Su sonido, mezcla entre Shinedown, Sevendust, Nickelback o Volveat, con esas potentes, cortantes y duras guitarras de Pantera hace de ellos un combo extraño viniendo de donde vienen, pero a nadie pareció importar, todos los allí presentes disfrutaron de su propuesta.

Antes del inicio de "I am the God", justo antes de su presentación, Jens tuvo su momento Club de la comedia, al comentar que ese tema hablaba de él.

Sí, su actitud fue la correcta.




Setlist Corroded:
Let them hate as long as they fear
More tan you can chew
Age of rage
Time and again
I am the God
6ft of anger

Line up Corrorded:
Jens Westin: guitarra y voz
Peter Sjödin: guitarra
Tommy Rehn: guitarra
Bjarne Elvsgard: bajo
Per Solämg: batería


Muchas ganas tenía de ver de nuevo a los ingleses Black Spiders en vivo. Su primer disco me sorprendió gratamente (podéis leer nuestra crítica en la sección correspondiente) y su nueva obra va por el mismo camino.

La banda más famosa de Sheffield, con el permiso de Def Leppard, asaltó el escenario de Apolo con su artillería cargada. La divertida "KISS tried to kill me" abrió la noche. El séptimo tema cerró su concierto.



Entre medio tuvimos tiempo de recordar su primer disco y disfrutar de su nueva obra: "This savage land" editada este mismo año.

Su propuesta bebe del Stoner, del Hard Rock, y del Punk. Bandas como Motorhead, Led Zeppelin, The Stooges, Metallica, de quienes versionearon uno de sus temas para el "Black álbum covered" de Kerrang o sobretodo Black Sabbath están entre sus influencias sonoras, ampliables a Kyuss, y cualquier otra banda del desierto estadounidense. Para muestra un botón: "Stay down", segundo tema de la noche, directo, incisivo y coreable al máximo.



Su anécdota es el momento en que la banda obliga al público a levantar su dedo corazón y gritar a todo pulmón: "Fuck you Black Spiders". Un momento que se hizo algo largo y en el cual podrían haber metido un tema más.

La energética y Twistedsisteriana "Stick it to the man" fue el preámbulo para entrar de lleno en su nueva obra, de la que caerían tres temas más. "Trouble" con ese casi caótico final, la Sabbathiana "Balls" flamante nuevo video clip del grupo que nadie debe perderse, y la final "Teenage knife gang" posiblemente su canción más Motorheadiana del disco.

Antes de ella, pudimos disfrutar de "Just like a woman" previa pregunta por parte de de Pete que cuantas chicas habían esa noche en el concierto.



Sí, Black Spiders son puros, no se dejan corromper por nada ni por nadie y así nos gustan. Todo un soplo de aire fresco en un panorama a veces saturado de las mismas propuestas.

Por supuesto salí del concierto con mi copia de "Cinco hombres (diez cojones)" firmada por el grupo al completo que no se cansó de hacerse fotos y firmar cualquier cosa con quien fuera o fuese a la salida del show al puesto de merchandise donde estaban ellos, al completo, y Corroded disfrutando de un martes de Rock and Roll.




Setlist Black Spiders:
KISS tried to kill me
Stay down
Stick it to the man
Trouble
Balls
Just like a woman
Teenage knife gang

Line up Black Spiders:
Pete "Spider" Spiby: guitarra y voz
"Ozzy" Owl Lister: guitarra
Mark "Dark Shark" Thomas: guitarra
"Tiger" Si Atkinson: batería
Adam "Fox" Irwin: bajo


Hará cinco años desde que tuve la oportunidad de ver a Airbourne por primera vez en vivo. Aquella noche, fría en el exterior de la sala, en aquella ocasión La [2] de Apolo, sudorosa en el interior, se colgó el cartel de Sold Out, se volvió a repetir el pasado martes ante mis propias narices.

Airbourne no han aflojado el acelerador, al contrario, diría que lo han pisado aún más. Su público crece poco a poco, no llenarán un Estadi Olimpic como sus padres AC/DC, pero está bien que una nueva generación idolatre a bandas de este tipo, aunque su música siga fiel a un ideal inicial y no se mueva un ápice.



Tras una introducción grabada con la canción de Terminator 2, aparecieron en escena los cuatro integrantes del combo, destacando entre ellos Joel, guitarra, cantante, showman y foco principal de atención en todos y cada uno de los breves instantes que duran sus canciones y su concierto en sí.

"Ready to Rock" abrió la caja de Pandora. Toda una declaración de principios. Aunque pertenezca a su nueva obra "Black dog barking", también era el tema que abría su no tan lejano "Ready to Rock" E.P. que les dio a conocer en el mundo musical, aunque con pequeñas variantes.



Sí, tenían un disco que presentar, al igual que las dos anteriores visitas a esta ciudad, pero siguen llenando sus set list con las canciones de su primer larga duración, el irrepetible "Runnin wild". Hasta seis de sus once o doce temas sonaron anoche en una sala caldeada desde el inicio del concierto, con ganas de disfrutar, corear y saltar hasta el último guitarrazo de Joel y David.

Es indudable que el sonido de los australianos está muy influenciado por bandas como Rose Tattoo, The Angels, o AC/DC, todas ellas nacidas o residentes en la enorme isla, pero también es cierto que no ni ellos ni los otros, hacen nada nuevo. Es solo Rock and Roll, pero maldita sea, nos gusta.

Y viendo la respuesta del público la otra noche, nos gusta, y mucho.



El show está lleno de momentos intensos, inolvidables y de gimmicks tópicos, que hacen las delicias de los asistentes. Desde romperse latas de cerveza llenas en la cabeza, a pasearse por la platea a hombros de uno de los roadies, o subirse al sitio más inverosímil del local para desde allí seguir escupiendo riff tras riff sin apenas inmutarse.

Que antes de su single y esperado "Live it up", con ese inicio acdcediano, Ryan hiciera sonar una sirena en medio del escenario quedó más como una anécdota divertida, que como algo que formara parte del espectáculo, sobre todo viendo de lo que es capaz su hermano.



En "Cheap wine & cheaper women" Joel sacó una botella de un supuesto "vino barato". Maldita sea, era una botella de Shiraz de Motorhead que se bebió casi de un trago.

La adrenalina corría por el cuerpo de los músicos que la expulsaban a través de sus instrumentos y llegaba a nosotros con una fuerza inusual.

Una tras otra, canción tras canción, hacían que saltáramos más alto, gritáramos más fuerte (sí, un servidor intentaba por todos sus medios no castigar más sus maltrechas cuerdas vocales por un problema médico, pero juro por Dios que no lo conseguí en todos los instantes del concierto), y levantáramos nuestros puños como si quisieras llegar al techo de la sala.

"Black dog barking", el tema, tiene una sonoridad cercana a Danko Jones, sobre todo en su inicio.

Vale, admitámoslo, Airbourne van a piñón fijo, siguen una línea muy delimitada, con esos riffs, esos ritmos tan marcados, y esos estribillos tan fáciles, pero ¿a quién amarga un dulce? A nadie. Y más si es tan digestivo como estos australianos.



"Stand up for Rock and Roll" se abrió con la guitarra de Joel haciéndonos gritar eso tan típico de "oé, oé, oé" a pleno pulmón. Incluso el resto de banda se unió a la diversión, para ir con ese crescendo a desembocar con el trepidante inicio de canción, con un ritmo frenético que acabó con un servidor en la otra punta de la sala. La canción cerró la primera parte del concierto. Una hora de reloj. Intensa y a tope.

Para el bis, que duró casi la mitad que el concierto entero, la banda estuvo casi una hora en escena para nueve temas y después casi media hora para tres de ellos, el grupo siguió pisando fuerte el acelerador.

Un tema de cada uno de sus discos, estos chicos confían en su discografía al máximo, hicieron de la sala una olla a presión, sobre todo en primeras filas.

Himnos. Eso es de lo que estamos hablando, No canciones. Puros y duros himnos.



Cantados a voz en grito por todos, como cuando por el P.A. de la sala sonó el clásico de los Maiden y todos los presentes corearon el tema como si los ingleses estuvieran ofreciendo un concierto íntimo en la sala.

Los clásicos no fallan. Y no hace falta que estos tengan una media de edad de veinte o treinta años de antigüedad. Hay clásicos instantáneos, como el Cola-Cao que tomarían muchos de los asistentes al llegar a sus casas, y Airbourne tienen unos cuantos en su haber. Como la final y extensa "Runnin wild"", salpicada aquí y allá con otros temas no menos clásicos de Black Sabbath (Paranoid), Wings (Live and let die) o AC/DC (Dog eat dog y Dirty deeds done dirt cheap).

Sinceramente, una gran noche que nos cargó las pilas para el resto de semana. Energía, actitud y pureza.




Setlist Airbourne:
Ready to rock
Too much, too Young, too fast
Girls in black
Back in the game
Diamond in the rough
Black dog barking
Cheap wine & cheaper women
No way but the hard way
Stand up for rock and roll
Encore
Live it up
Raise the flag
Runnin' wild

Line up:
Joel O'Keeffe: voz y guitarra
David Roads: guitarra y coros
Justin Street: bajo y coros
Ryan O'Keeffe: batería

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

POSSESSED + NORDJEVEL

17-06-2019, Madrid (Sala Caracol)

INTERVALS + SITHU AYE + THE OMNIFIC

19-06-2019, Barcelona (Sala Bóveda)

RICHIE KOTZEN

25-06-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

BIRDS IN ROW

07-07-2019, Portugalete (Sala Groove)

BON JOVI

07-07-2019, Madrid (Estadio Wanda Metropolitano)

ALIEN WEAPONRY

09-07-2019, Sevilla (Sala Even

TOTO

10-07-2019, Barcelona (Auditori Fòrum CCIB)

Ver Más »