Extreme + ElDorado

Barcelona (Sala Razzmatazz)

27 de Junio, 2014

Salva G.

hace 5 años
Hace cuatro años que "Pornograffitti" cumplió veinte años (es extraño que no se editase una Deluxe edition, tan de moda en estos tiempos, aunque con toda seguridad que un CD/DVD de esta gira acabará apareciendo en un momento u otro), se editó el mes de agosto de 1990, y aunque el pasado 2010 debería haber visto cómo la banda salía en una gira aniversario celebrando dicha efeméride, tal cosa no pudo ser, por una u otra razón, tanto da, aunque la más probable dice que las cosas en el seno de la banda se hacen a paso de tortuga y sin prisas, pero que todo llega, así que aunque hayamos tenido que esperar hasta este 2014 para poder ver y oír al completo ese disco interpretado en vivo, visto lo visto, la espera mereció la pena.

Fue en enero de este año cuando Extreme confirmó que en su gira europea se interpretaría al completo su disco más exitoso, tanto por parte de crítica, como por parte de público y por suerte para nosotros, nuestro país y más concretamente, mi ciudad, estaba en el itinerario de gira.

Aunque en alguna entrevista pudimos leer declaraciones de Nuno comentando que tal vez en las ciudades donde hacía tiempo que no actuaban, interpretarían un setlist de grandes éxitos, al final, en Barcelona, la banda se decantó por celebrar el aniversario, más unos cuantos éxitos de épocas pasadas para cerrar el concierto.



Y es que tenemos que contar que Extreme no tocaba en Barcelona desde aquel lejano mes de noviembre de 1992 en el viejo Palau D'Esports, así que era muy posible que si nos atendíamos a las palabras de Nuno, bien podía ser Barcelona la elegida para cambiar el setlist.

En un principio, no nos engañemos, me hubiera gustado más que hubieran interpretado una sucesión de éxitos, pero visto lo visto la pasada noche de viernes, debo admitir que el show me gustó y colmó mis expectativas. "Pornograffitti" representa a la perfección lo que fue, es y será la banda, hablando de cuestiones musicales, claro. Además escuchar "More tan words" como quinta canción en vivo es algo muy extraño de ver.



Van Halen, Led Zeppelin, Aerosmith o Queen vienen a la mente cuando hablamos de Extreme y no por nada en concreto, si no porque todas esas bandas se pueden escuchar en los temas de los bostonianos aquí o allá, que sí, que además cuentan con un fuerte sonido funk en sus composiciones, no en vano se les englobó en la corriente de Funk Metal de finales de los ochenta y principio de los noventa, pero su base musical siempre fue, es y será el Rock.

Y este "Pornograffitti" mezcla todos esos estilos consiguiendo un bloque homogéneo y perfecto, no solo para conocer a la banda por primera vez, sino para disfrutar de buena música que bebe de diferentes estilos en sus composiciones.



El show comenzó con el Gran Freddie Mercury cantando vía P.A. su famosa "Barcelona" que se fundió a la perfección con el inicio clásico de "Decadence dance", primer tema del disco, un energético corte hard que revolucionó al público.

Un sobrepasado, hiperactivo y teatral Cherone al frente de la banda, levantó los ánimos del más soso desde el inicio del show, pero acabó pasándole factura, ya que su voz se fue apagando poco a poco durante la interpretación del álbum. Por suerte en la recta final retomó el vuelo y acabó el show dignamente, como alguien de su categoría se merece.



"Lil Jack Horny" mantuvo el tipo alto, con ese final esquivo, sobre todo por el trabajo de Nuno que solo se despegó de su vieja Washburn N4 en dos ocasiones, ya fuera con la guitarra o con sus coros, que más que coros se convirtieron en muchas ocasiones en doble voces.

El sonido rap llegó con "When i'm president", recordando a aquel "Walk this way" de las huestes de Tyler y Perry. "Get the funk out" trajo los sonidos funk y soul a la sala y "More than words" los primeros sonidos acústicos de la mano de Nuno a la guitarra y Gary a la voz, sentados en primera fila en sendos taburetes. Ya comentó Nuno lo extraño que resultaba eso.



Ambos músicos se emocionaron por la respuesta del público a su música en general y a su canción en particular, que fue cantada de pe a pa y a todo pulmón, lo que obligó a Gary a dejar de cantar y más tarde a Nuno dejar de tocar y aplaudir al respetable por su pasión para con la banda.

Cinco temas, tres singles, y la banda ya habían tocado varios estilos musicales. Y aún quedaban más por tocar. Tantos estilos como singles, los primeros llegarían en breve, los segundos deberíamos esperar hasta los dos últimos temas del disco.

"It (s a monster)" hizo saltar y bailar a la Razzmatazz, al menos en las primeras filas donde yo me encontraba. "When I first kissed you" sonó a estándar, jazz delicado con Nuno al piano y Gary a la voz, antes de la entrada del resto de banda, envueltos en una luz azulada que convirtió a Razzmatazz en un pequeño club de Chicago años 30. Después Gary dijo buscar a una chica llamada Suzi. Sí, "Suzi (wants her all day what?)" era el siguiente tema en ser interpretado.



Después llegaría el turno de Nuno. Haciendo como que había olvidado qué canción era la siguiente en interpretar para seguir la correlación del disco original, interpretó a la perfección la intro de la funky "He man woman hater", Flight of the bumblebee" de Nikolai Rimsky-Korsakov, sentado al borde del escenario y con un sampler de batería de fondo, idéntico a lo que podemos escuchar en el disco.

"Song for love" nos recordó de nuevo el amor por Queen de la banda, aunque mejor sería decir por parte de Gary, creo que Nuno ama más a Zeppelin y a Van Halen, por mucho que Gary hubiera pertenecido a estos últimos.



Para el último tema fue necesario el montaje de un pequeño set de percusión, con plato, bombo, pandereta y cencerro, si no recuerdo mal al frente del escenario. Era el turno del último single de la noche antes de los bises: "Hole hearted". Armado Nuno con una guitarra de doce cuerdas y pegado al pequeño set de Kevin, con Pat a la izquierda y Gary por en medio, el grupo interpretó dicho tema de forma magistral. El sonido Zeppelin de la guitarra de Nuno hizo su primera aparición de la noche.

La rápida y festiva "Play with me" abrió la tanda de bises, además de representar un viaje al pasado de la banda, en concreto a su primer y queenaniano disco, por mucho que el solo del tema nos remita a Eddie Van Halen.

Como primer bis dejó extasiado a todo el mundo, por su velocidad, su endiablado ritmo y por recordarnos que Extreme son algo más que "Pornograffitti". Tras ella le tocaba el turno al tercer disco de la banda: III sides to every story. Para la primera ocasión la banda eligió el hit de "Rest in peace", con ese explosivo solo tan vanhaleniano, y continuó con la zeppeliniana "Am I ever gonna change", monumental y mastodóntica.



Tras ella la banda, obvio, decidió tomarse un pequeño descanso dejando solo en escena a Nuno para que ejecutase el único tema en sonar de su cuarto disco en toda la noche: "Midnight express" un bello tema acústico con el cual Bettencourt nos informó que esa era su manera de acercarse a la música gitana que tanto le gusta.

Con la banda al completo de nuevo en las tablas arremetieron con una potente y funky versión de "Cupid's dead" de nuevo de su tercer disco, el que más apoyo tuvo en los bises.

La banda anduvo de 1990 a 1989 para saltar a 1992 y hacer una visita rápida a 1995, o sea, cinco años de carrera, hasta su disolución, revisitados de forma magistral en un único concierto. Lástima que "Saudades de rock" de 2008 quedara al margen, al igual que infinidad de buenos temas de todos sus discos. El grupo estuvo en escena dos horas, pero podrían haber estado tres o cuatro y a nadie hubiera aburrido.



Con una puesta en escena con un simple telón de fondo con los dibujos de "Pornograffitti", el niño, el segurata y la chica, y un juego de luces simple pero efectivo, Extreme volvieron a triunfar en la ciudad Condal casi veintidós años después de su primer y único concierto. Como bien dijo el propio Cherone, iban a sonar temas del año noventa, un año en el que muchos de los asistentes no habían ni nacido.

Abrió la noche ElDorado una banda digna de tener ese cometido.

Sonaron altos y claro, muy altos para ser sincero, y para ser un grupo telonero, recuerdo a un tipo en primera fila tapándose los oídos mientras la banda actuaba en sus escasos 45 minutos de show, pero muy oscuros, no de sonido, si no de imagen, y es que creo recordar que deben haber sido el grupo telonero que menos focos ha usado, no sé si por propia voluntad o por imposición de la estrella de la noche, lo único que sé es que las fotos ni se ven.



Tienen un sonido denso, sobre todo cuando suena el pequeño Hammond tocado por Jesús Trujillo, que además es un cantante extremadamente competente, y aunque sus movimientos en escena recuerden a Cris Robinson en exceso, su fuerte personalidad así como su peculiar rango vocal le aleja del mayor de los Robinson a la primera escucha.

Su sonido es Rock clásico. Pueden sonar a Deep Purple, Led Zeppelin o Black Sabbath, incluso podrían entrar en algún instante de cualquiera de sus canciones, en el cajón del Stoner. Son densos, progresivos y de lenta digestión, pero tras su escucha dejan muy buen sabor de boca.

Gustaron y me gustaron, temas como la inicial "Another bright Sunday", la suntuosidad de "Kassandra", la eléctrica y explosiva versión del "Helter skelter" de Beatles, o la rítmica "The house of seven smokestacks" les han valido para conseguir de nuevo, el dinero para poder editar su próximo disco, vía Crowdfunding en menos tiempo del esperado.



Con tres discos en su haber, dos de ellos al más puro estilo David Lee Roth, editados en su versión en castellano y en su versión en inglés, ElDorado son una banda a tener en cuenta y una apuesta segura de cara al futuro del Rock and Roll.

Setlist:
Decadence dance
Lil Jack Horny
When i'm president
Get the funk out
More tan words
Money (in God we trust)
It (s a monster)
Pornograffitti
When I first kissed you
Suzi (wants her all day what?)
He man woman hater (+ Flight of the bumblebee intro)
Song for love
Hole hearted (+ Crazy Little thing called love primer verso)
Encore:
Play with me
Rest in peace
Am I ever gonna change
Midnight express
Cupid's dead

Line up:
Gary Cherone: voz
Nuno Bettencourt: guitarra, piano y coros
Pat Badger: bajo y coros
Kevin Figueiredo: batería y percusión

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALICE COOPER + BLACK STONE CHERRY

07-09-2019, Madrid (Palacio Vistalegre)

CHROME DIVISION + CROSSPLANE + VIRGINIA HILL

10-09-2019, Madrid (Sala Caracol)

OVERKILL + DESTRUCTION + FLOTSAM AND JETSAM

13-09-2019, Madrid (Sala La Riviera)

THE NEW ROSES

04-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

BETWEEN THE BURIED AND ME

04-10-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

Ver Más »