Richie Kotzen

Barcelona (Sala Razzmatazz 2)

6 de Septiembre, 2014

Salva G.

hace 4 años
Como en su última actuación con su propia banda, Dylan Wilson al bajo y Mike Bennett a la batería, Richie Kotzen dejó con ganas de más al respetable, una escasa hora y cuarto no es mucho comparado con la larga trayectoria que avala a este excelente músico, dos años después, y tras haber regresado ene se intervalo junto a The Winery Dogs, el proyecto que unió a Kotzen con Portnoy y Sheehan, regresa de nuevo con su banda para presentar su último disco, aunque este sea una recopilación, aunque como bien dijo Richie anoche, en breve tendremos nuevo disco del de Pensilvania, del cual, pudimos testar un nuevo tema.

Pero no adelantemos acontecimientos.



A las nueve en punto y sin telonero previo por propia decisión del músico, tuve la oportunidad de hablar con un tipo que debería haber abierto el concierto con su banda y no le dejaron, apareció en escena Richie y sus compinches: Dylan y Mike.

Sin previo aviso y ante la irada atónita del respetable arrancaron con "War paint" uno de los dos temas inéditos de su "The essential", disco doble que recoge sus hits, temas nuevos, versiones acústicas, y algunas demos.



Su mezcla de rock, soul y funk hizo vibrar y bailar a los asistentes. Aunque su actitud es la de auténtico maestro del jazz. Sus improvisaciones son inacabables, extensas, místicas, milimétricas y explosivas. Hasta grabó junto a Stanley Clarke, toda una leyenda en el mundo del jazz.



El punto máximo de ello es la interpretación de "Peace sign" seguida de "Help me" entrelazadas ambas por el solo de batería de Mike (este tipo tocó con Hillary Duff!!!) y el solo de bajo de Dylan Wilson (su último trabajo conocido es junto a John 5 en el último disco del guitarra de Rob Zombie) al que se suman Kotzen a la batería en unos instantes precisos, y Mike a la pandereta cuando deja su puesto a Richie. Pura magia, emoción y belleza musical.



Richie tiene una voz exquisita, con un timbre alto, tipo Chris Cornell para entendernos, y aunque no abusa mucho de los falsetes, sí que en momentos se acerca más a Prince que a Rob Halford.

Aunque presentaba nuevo disco, estaría mejor decir nuevos temas, por descontado para un set de hora y tres cuartos, tuvo que echar mano de viejos discos, siendo los más recurrentes "24 hours" e "Into the black".



En este caso no hubo ni versión de Poison ni versión de Mr. Big, temas que no solo venía tocando en su última gira, si no que introdujo también en el set de The Winery Dogs, así que los catorce temas interpretados eran de cosecha propia.

Kotzen deslumbró en todo momento, su ejecución en la guitarra es viva, real, de sus dedos aflora un sentimiento que pasa a través de las cuerdas explotando en nuestros oídos en todo momento. Su forma de tocar sin púa hace que no sea muy rápido en sus ejecuciones, pero que gane en calor. Todo ello incrementado por Mike y Dylan que secundan a su jefe a la perfección. En muchos instantes es el propio Kotzen quien marca la pauta a seguir en los tempos de los temas, su final o su vida.



Debo admitir que en un principio no le hice mucho caso. Sus primeros trabajos pasaron sin pena ni gloria por mi tocadiscos. Solo ver esas portadas ya me ponía enfermo. Pero fue editar "Mother head's family reunion" cuando caí rendido a sus pies. Y así hasta nuestros días, ya fuera en su carrera en solitario o con la cantidad ingente de proyectos a los que está ligado (recuperar Fourty Deuce). Por supuesto la fama y reconocimiento mundial la consiguió tras su paso por Poison y Mr. Big, por mucho que los fans más acérrimos de esas bandas nunca vieron al guitarrista como integrante válido para ninguna de las dos.



Tanto da. Richie Kotzen es un músico muy personal, actor de reparto en ocasiones y protagonista absoluto en otras, aunque estas fueran en películas de bajo presupuesto, por hablar de un símil cinematográfico, tiene una legión incansable de seguidores que animan con pasión y cantan sus temas con devoción. Anoche fue "What is", tema que daba título a su disco homónimo de 1998 y con el que Kotzen brilló más que nunca en concierto al quedarse solo sobre el escenario e interpretar el tema con el único acompañamiento que su guitarra y los coros del respetable que conocían el tema a la perfección, ante el asombro de Kotzen, y es que antes había preguntado si nos conocíamos la letra.



El nombre de su actual tour lo dice todo de él: "The essential". En él podemos encontrar el sonido esencial de Kotzen durante toda su carrera, una exquisita mezcla de rock, funk y soul. Mucho me recuerda a Stevie Salas quien comenzó su carrera unos años después que la de Richie pero que comparten muchos sonidos. Sí, hay vida más allá de los maestros Satriani, los dioses Vai, o de los virtuosos Malsmteen, o los clásicos Page, Blackmore o Beck, y Kotzen está aquí para demostrarlo.

Singularidad, equilibrio, improvisación (¡catorce temas en algo más de 100 minutos da una media de siete minutos cada uno de ellos!) y química, tanto con sus músicos como con el público es lo que derrochó anoche Richie Kotzen.



Setlist:
War paint
Love is blind
Bad situation
Cannibals
Walk with me
Fear
Doin what the devil says to do
Peace sign
Help me
What is
Fooled again
You can't save me
Encore:
Remember
Go faster

Line up:
Richie Kotzen: guitarra y voz
Dylan Wilson: bajo y coros
Mike Bennett: batería y coros

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALICE COOPER + BLACK STONE CHERRY

07-09-2019, Madrid (Palacio Vistalegre)

CHROME DIVISION + CROSSPLANE + VIRGINIA HILL

10-09-2019, Madrid (Sala Caracol)

OVERKILL + DESTRUCTION + FLOTSAM AND JETSAM

13-09-2019, Madrid (Sala La Riviera)

THE NEW ROSES

04-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

BETWEEN THE BURIED AND ME

04-10-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

Ver Más »