Vixen

Barcelona (Sala Razzmatazz 2)

27 de Septiembre, 2014

Salva G.

hace 4 años
 Bien. No. Bien no, mejor. Mucho mejor.

Como bien anunció Chris Fayz, teclista de apoyo que la banda reclutó para sus shows en vivo tras su experiencia con las Vixen de Jan, teníamos por primera vez desde 1991 en nuestro país a Vixen, el grupo de finales de los ochenta compuesto íntegramente por chicas.

Mucho tiempo ha pasado desde aquel concierto, tanto para ellas como para mí, y más pasó desde su primera visita a España abriendo para Scorpions a principios del 89. Pero maldita sea, ojalá el tiempo hubiera pasado tan bien para mí como pasó para ellas.



Y no hablo físicamente, que también, hablo de su calidad musical. Vale, Janet necesita cierto descanso de su voz, y si analizamos fríamente el setlist nos daremos cuenta de ello, pero maldita sea, la final "Edge of abroken heart" sonó a gloria, al igual que todo su set.

Comenzó con una sala volcada con la banda. Había ganas. Entre los que no las habían visto y tenían ganas de marcar esa falta, los que ya las habíamos visto en su época y queríamos repetir experiencia, y los que venían del Firefest que sabían perfectamente qué iban a encontrar, allí, anoche, todos teníamos ganas de Vixen. Y los aplausos, los gritos y el corear las canciones fueron la norma habitual en la escasa hora y media que duró el bolo.



Eligieron sus dos primeros y clásicos álbumes para formar un setlist a gusto de todos, donde solo añadieron un tema del denostado y temido "Tangerine" y la versión del clásico de Neil Young "Rockin in the free world". Por supuesto siempre hay posibilidad de que tu tema favorito se quede fuera del tintero, y casualmente encontré a un asistente que le pasó: "Hard 16" no sonó.

El show comenzó como un auténtico tornado con la banda enchufada, bajo unos focos de color que en algunos instantes del show jugaron muy a favor de las chicas, dotando al ambiente de una plástica admirable. Tonos verdes, claros, o azulados casaban a la perfección, tanto con la imagen que tiene el grupo, como con la música que practican.



No fue hasta "I want you to rock me" cuando Janet se decidió a pedir ayuda al público para cantar con ella. Era sencillo, Janet comenzaba el estribillo de una canción y nosotros la terminábamos. Costó entenderlo, incluso Gina se equivocó en uno de ellos con la consiguiente carcajada de Janet y Share, pero al final se entendió perfectamente y pudimos cantar a pleno pulmón temas tan conocidos como "Pour some sugar on me" (Def Leppard), "Here I go again" (Whitesnake), "Paradise city" (Guns and Roses), "Up all night" (Slaughter) y "Every rose has its thorne" (Posion) que recuerde en este momento.

Por supuesto anteriormente nuestra garganta sufrió con la inicial "Rev it up", la dura "Bad reputation", la emotiva "Cryin" (ganó enteros con el sonido de Chris en los teclados de apoyo) o la melódica "How much love".



Sinceramente "Streets in Paradise" subió el listón hasta lo más alto. Su interpretación fue excelente, esos coros, esa guitarra, ese ritmo, aunque hizo mella en la garganta de Janet, tanto que dejó el escenario para que Share con su desgarrada voz tomara el mando y rindiera tributo a Neil Young (haceros un favor y descubrir a Bubble, la banda de Share junto a su marido Bam, en ella Share toca la guitarra y canta y Bam está tras los parches. Cabe destacar que Bam perteneció a The Dogs D'Amour y estuvo en The Wildhearts, y que en Bubble, en su primera encarnación también habían dos ex Faster Pussycat: Eric Stacy y Brent Muscat. Merece mucho la pena adentrarse en el universo Bubble. Y por supuesto, ni que decir tiene que el disco que grabó Share junto a The Dogs D'Amour, "Happy ever after" es de escucha obligada, su trabajo con el teclado y su voz en los coros le dio un nuevo y fresco aire al sonido de los ingleses, si hasta apareció anoche con una camiseta de la banda para los bises!!)



La emoción se extendió por la sala antes de la interpretación de "Love is a killer". Primero, por estar dedicado por parte del grupo a su fallecida guitarrista, Jan Juehnemund, y en parte por la emoción que destila en sí la canción, una power ballad emocionante, que hizo brillar a Chris y a Gina con su sangrante solo de guitarra.

"Never say never" descolocó a más de uno. "Tangerine" estaba más cercano al grunge que al hard rock en general, aunque anoche ésto se apreció poco. Roxy Petrucci tuvo su momento de gloria personal antes de la interpretación de "Wrecking ball" con un pequeño solo de batería. No estuvo mal, pero para nada es como el que nos tenía acostumbrado hace veintitrés años, cuando acababa su solo junto a Share rindiendo tributo al más grande batería de todos los tiempos: John Bonham, interpretando "Moby dick". Pero caldeó un poco más el ambiente y nos hizo gritar al ritmo de sus tambores.



Share tuvo su momento de gloria personal cuando cogió su teléfono móvil e hizo que llamaba a su madre para contarle que estaban en Barcelona con Vixen tocando un concierto. Su madre, en palabras de Share no se lo creía, así que le dijo, espera, te grabo una prueba, y nos grabó a todos gritando y con los brazos en alto. Un detalle por su parte.



En todo momento se vio a la banda disfrutar, interactuando entre ellas, y haciendo su trabajo con la máxima intensidad posible. Incluso durante el tema que cantó Share, con la adrenalina y la emoción del instante, moviéndose de un lado al otro del escenario, desenchufó sin querer la guitarra de Gina que se quedó muda por unos instantes, los justos para que la propia Share se encargase de volver a enchufarle el instrumento y al final del tema pedirle perdón a Gina por el error.

El éxtasis para muchos llegó con la final y único bis de la noche "Edge of a broken heart", el famoso tema que compusieron Richard Marx y Fee Waybill que catapultó a las chicas a lo más alto en las listas de aquel lejano año 88 y ganaron con ello girar junto a Scorpions.



En definitiva, para el que esto suscribe humildemente, el concierto de anoche le pareció bueno, muy bueno en momentos puntuales, y mejor, mucho mejor, de lo que me esperaba. Una banda puede cambiar mucho y decepcionarte más veintitrés años después de haberla visto en vivo y más si tenemos en cuenta que esta formación no editó nada desde aquel lejano "Rev it up". Por suerte para nosotros parece ser que están e vuelta al estudio y para el próximo año tendremos nuevo disco y con suerte nueva gira.



Laca, spandex, brillantina y Hard Rock / Glam Metal del bueno. La próxima vez no os lo perdáis.


Setlist:
Rev it up
How much love
Bad reputation
Cryin
I want you to rock me
Not a mminute to son
Streets in Paradise
Rockin in the free world
Love is a killer
Never say never
Hell raisers
Love made me
Wrecking ball (with intro drum Roxy solo)
Encore:
Edge of a broken heart



Line up:
Janet Gardner: voz y guitarra
Gina Stile: guitarra y coros
Share Ross: bajo y coros
Roxy Petrucci: batería
Chris Jayz: teclado

Fotos: SALVA G. y JOSEP GARGANTÉ

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALICE COOPER + BLACK STONE CHERRY

07-09-2019, Madrid (Palacio Vistalegre)

CHROME DIVISION + CROSSPLANE + VIRGINIA HILL

10-09-2019, Madrid (Sala Caracol)

OVERKILL + DESTRUCTION + FLOTSAM AND JETSAM

13-09-2019, Madrid (Sala La Riviera)

THE NEW ROSES

04-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

BETWEEN THE BURIED AND ME

04-10-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

Ver Más »