John García + Steak + Komatsu

Barcelona (Sala Bikini)

26 de Noviembre, 2014

Salva G.

hace 4 años
Noche de Stoner Rock en la sala Bikini de Barcelona el pasado miércoles con, ni una, ni dos, si no tres bandas con este sonido desértico que tanto nos gusta.

Resultó curioso que cuándo un servidor accedió a la coqueta sala, aquello parecía un desierto: poco más de una docena de personas esperaban la aparición de los teloneros de la noche: Komatsu.



Resulta curioso que una banda del tipo de Komatsu, con un sonido claramente influenciado por el Stoner Rock y donde podemos encontrar influencias de bandas como Karma To Burn, Down o Monster Magnet por nombrar unos cuantos clásicos, vengan de Eindhoven, paraíso del Thrash Metal y lugar de nacimiento del famoso Dynamo Open Air.

Pero ahí están, facturando temas que seguramente los mismísimos Kyuss hubieran podido grabar en sus inicios. No en vano Komatsu grabó una versión de Slo Burn, una de las múltiples bandas que creó John Garcia, cantante de los de Palm Desert.



Stephan Quint a la guitarra, Mo Truijens a la voz y guitarra, Martijn Masvelders al bajo y coros y Jelle Tommeleyn a la batería demostraron el porqué de su inclusión al cartel tras la caída del mismo de Waxy. Fue en el Speedfest donde nació el amor de Garcia con la banda tras subirse este al escenario para colaborar con ellos.

Su sonido es denso, lento, cadencioso, rítmico, pegadizo e hipnótico, adjetivos que sin duda deben ir asociados a una buena banda de Stoner Rock. En su escasa media hora de show disfruté de su música. Ocho temas de los cuales más de la mitad resultaron ser nuevas canciones.



Comenzaron con una intro para seguidamente arremeter con Rose of Jericho, tema instrumental donde la percusión de Jelle llevó la batuta. Resulta curioso como el nuevo del grupo sea el que mande en el sonido global del mismo. Al menos en esta primera canción. Miriam Bekkers, la batería original de la banda tuvo que abandonar su puesto a favor de Jelle por problemas familiares.

Canciones como Lockdown, New low o WTF! prevén un excelente nuevo disco que en breve grabarán y editarán. Con dos guitarras sobre el escenario el sonido del grupo resulta suficientemente grueso como para rompernos los cuellos. Y aunque la voz de Mo costó oírla entre tal muralla sónica, debemos admitir que era ideal para dicho sonido.



Creo los aplausos fueron sinceros, su trabajo habló por ellos, y resultó incluso sorprendente para el propio grupo la cantidad de vítores obtenidos. Incluso con el pequeño percance de Martijn con su bajo (tuvo que cambiar el cable del mismo durante la interpretación de una canción) pidiendo perdón por lo ocurrido, la banda salió contenta de su corto pero intenso y valiente set.

Cerraron con Blackwater, otra canción instrumental que nos trae a la mente a Karma To Burn y que puso el broche de oro a su concierto.



Los siguientes en subir a escena fueron los ingleses Steak, que no dudaron de acercarse de nuevo a esta ladrona ciudad para ofrecer un show (aquí fue donde le abrieron su furgoneta cuando telonearon a Monster Magnet a principios de año y les robaron todo el material) y aunque en aquella ocasión me los perdí, la pasada noche pude contemplar y admirar (sobre todo el trabajo de Reece a la guitarra), su música.



Con influencias básicas de Nebula, Karma To Burn, Down, Sleep, los propios Monster Magnet, o los mismísimos Kyuss, Steak no levantó tanta pasión como sus predecesores Komatsu, pero en su rápido set, menos de media hora, salieron a darlo todo y presentar su última obra de estudio: Slab city que muy amablemente firmaron al final del show.



Con la imagen de Reece, pelo largo, lacio, rubio, me vino a la cabeza Fu Manchu, banda clave también en el sonido stoner, pero esta vez Kippa, el cantante de Steak no acabó de convencerme. Todo lo contrario que Sammy, el sufrido batería.



Tal vez debido a la rapidez con la que caían los temas, parece que su estress se vio alterado hasta límites extremos. Como una exhalación pasaron los ingleses por las tablas de Bikini para dar paso al plato fuerte de la noche: John Gacia.

El ex Kyuss lo sabe. Él es el foco de atención, y le gusta. Se regodea de ello. Máxime cuando su banda: Mike Pygmie al bajo, Ehren Groban a la guitarra y Greg Saenz a la batería, tienen menos carisma que un rebaño de cabras, aunque estas sean de la raza Payoya.



Así que con esa premisa deja que sea la banda la que aparezca en primer lugar en escena para que interpreten a modo de introducción calentamiento el tema de Kyuss Caterpillar march, para instantes después aparecer en escena como si del mismísimo Elvis o James Brown se tratase, con todos los focos iluminándole, con todos los ojos observando sus movimientos, e hipnotizando al respetable desde el primer segundo.

Rolling stoned es la canción elegida para comprobar el estado de forma de Garcia, mucho menos voluminoso que en sus últimos shows junto a Hermano o con aquel proyecto fallido llamado Kyuss Live!. Resulta curioso como un tema ajeno, pertenece a la banda Black Masstif, puede representar tan bien a un músico y a su música. Y a todo un movimiento. Se pudo ver como Mike y Greg fumaban hierba ofrecida por uno de los asistentes, saltándose la ley anti tabaco existente.



Garcia sabe cuál es su punto fuerte y tira de él. Es cierto que esta gira es la primera en que el músico interpretaría temas de toda su carrera, de Kyuss hasta su nuevo y primer disco en solitario. Pero al final no sucedió. Unida, Vista Chino y Hermano quedaron fuera, dejando más espacio para la joya de la corona, los temas de Kyuss, los reyes del desierto.

Ocho fueron los interpretados anoche. Ocho más de su disco en solitario, que cuenta con colaboraciones de altura como son la del ex The Doors Robbie Krieger, la del ex Kuyss Nick Oliveri y la de su buen amigo Danko Jones, que además de poner su guitarra al servicio de Garcia le cede un tema propio como recompensa por la colaboración del ex Kyuss en Invisible, tema de Sleep is the enemy. Más un tema de Slo Burn: July. Lástima que Pilot the dune cayese del set.



Todos y cada uno de los temas de Kyuss fueron coreados, cantados, aplaudidos, disfrutados al máximo, y admirados por todos los presentes, y aunque cada uno de nosotros tenemos nuestros favoritos, es de recibo admitir que la final Supa scoopa and mighty scoop fue el que más se cantó, y que Green machine fue el que mejor acogida obtuvo.

Ninguno de su primer álbum, y una selección equitativa de los otros tres discos, demostraron la razón del porqué Garcia sigue siendo a día de hoy el dios del stoner.

No conseguirá nunca la fama mundial de la que goza su viejo colega Josh Homme, quien con Queens Of The Stone Age y Them Crooked Vultures tocó el cielo igualando ventas con aclamación tanto pública como crítica, pero que sigue alejando su sonido cada día más de aquel stoner que le vio nacer. Garcia es el único de los dos que mantiene el espíritu de la banda vivo, tanto en directo como en estudio. Brant Bjork sería el tercer miembro de Kyuss que aún sigue sonando polvoriento y secano, como un desierto. No en vano se unió a Gracia en Vista Chino. Además, su última obra de estudio bajo el nombre de Brant Bjork and the Low Desert Punk Band, titulada Black flower power es absolutamente deliciosa.



Riffs robustos (Gloria Lewis es un claro ejemplo), ritmos hipnóticos (July se lleva el premio, precedida por una energética 800 y un pequeño solo de batería obra de Saenz), mimetismo musical repetitivo (El rodeo sería un buen ejemplo), y clásicos uno tras otro (One inch man, Green machine o Whitewater estarían entre ellos) dejaron extasiados a los presentes, amén de un Garcia en estado de gracia, sabiendo como dije anteriormente que él es el foco de atención.

El único problema fue que bebió mucho. Parecía vodka con naranja, vaso tras vaso, alguno de ellos de un único trago, hicieron que al final del show y cuando ya estaba listo para firmar en el puesto de merchandise de la sala, no se aguantase y firmase de cualquier manera por culpa de la borrachera que llevaba. Sinceramente, si le hubiera puesto delante su propia sentencia de muerte, la hubiera firmado sin problemas.



También echaba tragos de infinidad de botellas de agua, pero instantes después de haberlos metido en su boca, salían escupidos literalmente sobre una toalla puesta sobre el escenario y enganchada a éste con cinta americana. Muy raro todo.

No hay queja posible sobre el concierto de John Garcia de la pasada noche, más allá de la calidad y/o carisma que puedan llegar a tener los miembros de su banda. Es difícil ponerse en el puesto de Nick Oliveri, Josh Homme, Brant Bjork, Alfredo Hernández o Scott Reeder.

No creo que se produzca una reunión de Kyuss, dejaron un legado excelso, con cuatro discos de estudio básicos para entender el stoner rock y Josh Homme no está por la labor de una reunión, así que es con bandas como esta, la John Garcia Band con la que debemos disfrutar los amantes del stoner en general y de Kyuss en particular.



John Garcia
es poderoso, mesiánico y consciente de su legado musical y se dedica a explotar esos atributos.

Setlist:

Caterpillar march
Rolling stoned
One inch man
My mind
5000 miles
The Blvd
Gloria Lewis
Flower
El rodeo
Argleben
Space vato
Saddleback
800
July
All these walls
Supa scoopa and mighty scoop
Encore:
Green machine
Whitewater

Line up:

John García: voz
Ehren Groban: guitarra
Mike Pygmie: bajo y coros
Greg Saenz: batería

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALICE COOPER + BLACK STONE CHERRY

07-09-2019, Madrid (Palacio Vistalegre)

CHROME DIVISION + CROSSPLANE + VIRGINIA HILL

10-09-2019, Madrid (Sala Caracol)

OVERKILL + DESTRUCTION + FLOTSAM AND JETSAM

13-09-2019, Madrid (Sala La Riviera)

THE NEW ROSES

04-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

BETWEEN THE BURIED AND ME

04-10-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

Ver Más »