Jeff Scott Soto + Terry Ilous + Jorge Salán

Barcelona (Sala Monasterio)

13 de Febrero, 2015

Salva G.

hace 3 años

Así podríamos resumir el concierto acústico del pasado viernes en la fría ciudad de Barcelona de estos tres ases de la música, aunque en el mapping sobre el escenario solo uno de ellos lo fuera, el inmenso Soto, a sus dos compañeros las cartas que les tocaron fueron el 10 de picas para Ilous y la K de picas para Salán, y ciertamente, visto lo visto, debemos admitir que las cartas estuvieron perfectamente repartidas.

Otra cosa es nuestro gusto personal. En mi caso quería ver a Terry, que aunque ya le viera con Great White, tenía muchas ganas de escuchar sus viejas canciones de XYZ, hacerme una foto con él y por supuesto que me firmara mi vinilo de aquel lejano primer disco, pero debo admitir que el grueso de los asistentes estaban allí anoche para ver en vivo y en un formato alejado del que nos tiene habituado el músico neoyorquino al inmenso y gran Jeff Scott Soto.

Pero no adelantemos acontecimientos.

Con un retraso acumulado por la tardía llegada de los músicos a la sala (llegaron tranquilamente en un coche conducido por Soto, con Salán de copiloto y Terry en la parte trasera) dio comienzo el show.

Jorge Salán apareció en escena ataviado con una guitarra Yamaha Silent Slg (más tarde Soto aparecería con una igual) tomó asiento en un taburete preparado para la ocasión, agradeció la asistencia, y sin más preámbulos comenzó su corto pero representativo concierto.

Tres temas fueron los que se pudieron oír, tres versiones que engrandecen la trayectoria del músico madrileño.

Comenzó con Doom & Gloom de sus majestades satánicas, conocidos mundialmente como The Rolling Stones, cantado por Salan como si de un cantante se tratara. Siguió un pequeño tributo al maestro Paco De Lucía con una de sus composiciones, y acabó su corto set con The thrill is done del también maestro, en este caso del Blues, B.B. King.

Este último tema aparece en el que es a día de hoy la última obra discográfica del músico llamada Madrid/Texas editada bajo el nombre artístico de Jorge Salán & The Majestic Jaywalkers además de ser su primer video clip.

Salán hizo gala de su buen hacer, grabando sus riffs, lanzándolos después y punteando sobre ellos, amén de poner voz en el primer y último tema de la noche.

¿Se estará convirtiendo Salán en el próximo Gary Moore? Y es que al igual que el irlandés, Jorge abrazó el Blues en su nuevo álbum obviando el Hard Rock que le vio crecer. Puede ser que su amor por el de Belfast sea tan grande que quiera seguir sus pasos. No olvidemos que Salán ya interpretaba en vivo viejos temas de la etapa roquera de Moore e incluso grabó en su nuevo disco de versiones un tema que también había tocado Gary en su carrera, aunque este perteneciera originalmente a Elmore James: The sky is crying.

Seguiremos atentamente los siguientes pasos del músico madrileño y veremos si centra su carrera en el Hard Rock, en su nueva etapa Blues o se queda en SOTO, la nueva banda que formó junto a Jeff.

El músico, agradecido por el buen trato del respetable, nos comentó lo difícil que era tocar en esta ciudad, pero que era un placer hacerlo todas las veces que lo había hecho hasta entonces. Aplausos del público a sus palabras y presentación del primer invitado: Terry Ilous.

El pequeño gran músico (al final del show bromeó sobre su corta estatura, sobre todo al lado de Soto mientras se hacía fotografías con todos los asistentes, subiéndose en un monitor para estar a la altura del neoyorquino), apareció en escena tranquilo, sonriente y con su ipad personal lleno de canciones (los telepronters quedaron obsoletos)

Bromeó en todo momento (primero con Salán a quien ofreció un tetra brik de leche, mientras él se metía una buena copa de vino tinto, después con unas jovencitas justo a mi izquierda, cuando preguntó si alguien conocía a Mott the Hoople y estas muy alegremente comentaron que sí, a lo que Terry riendo pregunto: ¿seguro? Debido a sus corta edad y finalmente con todo el público, haciendo públicas sus experiencias personales, tanto en la carretera, como a la hora de componer las canciones o lo que echa de menos a su hija de nueve años cuando está de gira), tocó la guitarra junto a Jorge y a su nuevo batería, de nombre ipad (una lástima que este no acabase las canciones por sí solo y necesitase la ayuda de Jorge para hacerlo) y demostró que su pasión y su sentimiento a la hora de cantar (más blues que Soto) le hacía merecedor del puesto que ostenta en esta extraña e inédita, pero genial gira acústica.

Siete fueron los temas ofrecidos por Jorge y Terry, cinco de ellos de XYZ (había público en la sala con camisetas de la banda), y dos de Great White, aunque todos sabemos que Once bitten twice shy sea original de Mott The Hoople.

La más coreada sin duda fue Face down in the gutter del debut del grupo de 1989, el mismo en que Ilous estampó su firma al final del concierto, y fue también la que contó con la mejor anécdota del mismo.

Una noche tras un concierto, Ilous y el guitarra de XYZ encontraron a su batería tirado en el suelo con la cara pegada en él, a lo que Ilous dijo, buen título para una canción. Sin más dilación el guitarrista pilló su instrumento, compuso una melodía, Terry escribió la letra corriendo, no por nada, sino porque en la puerta estaban a punto de llegar unas chicas, y en cinco minutos tuvieron escrita una canción.

El medio tiempo When I find love resultó conmovedora, aunque más de uno echó en falta What keeps me loving you, tema ideal para ser interpretado en este formato, pero que misteriosamente quedó fuera del set list.

El tema que cerraba la primera obra de XYZ, After the rain nos emocionó, aunque fue con la inesperada Hard to say goodbye, (no estaba en el set list) tema de Great White perteneciente a su última obra de estudio de nombre Elation la canción que más nos legó al alma y nos tocó la fibra de todas las interpretadas por el pequeño Terry.

Primero por estar dedicada a su hija, a quien echa mucho de menos cuando gira por el mundo, segundo por haberla compuesto él junto a la banda (Great White) y haber entrado en el Top Ten y tercero por ese cálido sonido que destila su versión en estudio, pseudo acústica, idónea para llevarla al directo en un show de este tipo.

Cerró la noche con Inside out de la primera obra de XYZ cantando a dúo los coros del mismo junto a Scott Soto que apareció en escena mientras Salán y Terry interpretaban la versión de Mott The Hoople Once bitten twice shy coreada hasta la saciedad por el respetable, a modo de sorpresa. Parece ser que el músico se lo estaba haciendo encima en el camerino y no podía aguantarse y saltó, literalmente al escenario antes de lo previsto.

Hasta Terry le pidió permiso para poder tocar un tema más. Estaba claro quién era el As de anoche. Qué razón tenía el mapping sobre el escenario.

Con Ilous fuera del escenario y con un sudoroso Soto sobre él, tomó las riendas del concierto para ofrecernos una selección de temas de su carrera. Que aunque en un principio pensamos que el abanico sería más amplio, al final éste se redujo a Talisman, W.E.T.,Yngwie J. Malsmteen, sus trabajos en solitario, su nuevo proyecto: SOTO y sorprendentemente un tema de la banda ficticia Steel Dragon.

Nada de Takara, Human Clay, Eyes, Soul Sirkus, Axel Rudy Pell o Humanimal por mucho que entre los asistentes hubiera ganas de escuchar temas de esos proyectos.

Tal vez se quedase corto el concierto ofrecido por Soto y Salán para la ingente cantidad de material que posee en neoyorquino para ofrecer en vivo, y es que nueve temas, no fueron suficientes.

Pero no nos quejemos, como bien dijo Jorge al inicio de la velada: es un honor y un privilegio poder ver y oír sobre un escenario a dos cantantes de la talla de Soto y Terry en un concierto acústico, tan próximo, íntimo y con tanto sentimiento.

Inició el concierto con Mysterious (this time its serious), y aunque ya tenía al público en su bolsillo mucho antes de que diera inicio el show, con un viejo tema de Talisman nos encerró en él.

Tras la tranquilidad y la relajación con que apareció en escena Ilous, Soto fue todo lo contrario, salió como un auténtico vendaval. Un terremoto que comenzó a tirar las pequeñas botellas de agua que tenía Salán sobre un taburete.

Al igual que Terry, el concierto de Soto se convirtió en un pequeño Storyteller personal. Comentó que la familia de Soto al completo había aparecido en su concierto de Madrid. Salán comentó que habían comido en casa de su madre y que su propia a vuela había hecho una paella para los músicos, y que a Soto no le había gustado nada el pulpo. Soto por su parte contó anécdotas de su madre. Cuando ésta le decía de pequeño que debía aprender español. Ella misma le hablaba en español, pero Soto respondía: soy una estrella del rock americana no lo necesito. Hasta anoche, claro. Pero también nos explicó que aunque su español era deficiente, intentaría hablar el inglés despacio para que todos le entendiéramos. Sí, las anécdotas fueron muchas y en ocasiones extensas (por eso solo entraron nueve temas en su show), pero todas ellas aportaron algo del músico además de ser una fuente de diversión constante.

Incluso en un momento intentó parar un pelea que iniciaron dos asistentes (debemos decir que uno de ellos completamente borracho molestaba al otro) e hizo callar a los del fondo de la sala mientras él explicaba las historias. Yo le llamo a esto mala educación, tanto para con el público como para con los músicos.

Ill be waiting fue el segundo recuerdo a los imprescindibles Talisman, y la primera dedicatoria al malogrado Marcel Jacob, amén de resultar el tema más coreado por todos del set de Soto.

Nadie puede escapar de caer rendido al fabuloso estribillo que reza: If you need somebody, call out my name/I'll be waiting right by your side/Everything changes, but love will remain/I'm awaiting right by your side tonight

Personalmente encontré todo un detalle que Jeff se refiriera a su nuevo proyecto, Soto, como nuestra banda, metiendo en ese nuestra a Salán, y hablase de la banda como si de un grupo se tratara. Es evidente que él es el máximo responsable, pero si Dio, Winger o Dokken, que decidieron tomar su apellido para ponerle nombre a la banda y que todo el mundo sabe que son una banda, Jeff está en su derecho para hacer lo propio. Si hasta creó una nueva web bajo el apelativo de sototheband.com dejando de lado su jeffscottsoto.com de toda la vida.

Esperemos que su siguiente visita sea con ellos.

Por lo pronto pudimos disfrutar de uno de los temas que componen ese álbum en su formato acústico: When im older.

Resulta extraño que con la cantidad de material que tiene Jeff susceptible de ser llevado en vivo en este tipo de formato, eligiese un tema de su obra más dura hasta la fecha. Aunque debemos admitir que esos finales a lo Iron Maiden que hacía junto a Salán en la mayoría de los temas indicaban que quiere acercarse más al Hard/Heavy que al Melódico.

Alguien del público pidió Stand up, el tema que grabaran los ficticios Steel Dragon para la película Rockstar. No la tocaron, según Jeff es muy difícil hacer eso en acústico, pero sí que interpretaron Livin the life para asombro de todos.

Llegaba el último recuerdo para Marcel. Jeff comentó que la grabación del video clip de dicho tema fue la última vez que le vio con vida. Emotivo.

Finalmente Jacob volvió a aparecer en un último tema, Dont let it end, del lejano segundo disco de Malmsteen, del que se cumplirán este próximo septiembre treinta años de su edición ¿aprovechará Yngwie la ocasión editando una edición Deluxe con algún show en vivo y hará una gira conmemorativa? Tiempo al tiempo.

No sonó como si Yngwie estuviera en las guitarras pero Jorge y Jeff hicieron lo que pudieron, y ya saben ustedes que quien hace lo que puede no está obligado a más.

Con Terry sobre el escenario de nuevo, los tres músicos interpretaron una extensa, para mi gusto, versión de Prince, su famoso Purple rain. OK, vale, no es la primera vez que Jeff lo hace, admira a Prince, y el funk se le da muy bien, pero no solamente debería ser la última vez que lo haga, sino que debería elegir otro tipo de versión para cerrar su concierto. En el set list aparecía With a Little help from my friends, el viejo tema del tándem Lennon/McCartney que hiciera más famoso aún si cabe el malogrado Joe Cocker, pero se quedó fuera del show y esa sí era una buena canción para poner fin al concierto.

Pero bueno, eso es solo por buscar un pero al concierto. Por desempeñar por una vez en esta crónica mi papel de crítico sesudo, nada más.

Excelente noche, inédita, emotiva, sentida, y como dijo Salán en un momento de la velada, todo un placer poder ver tan en vivo hoy día en un escenario donde todo está automatizado a estos tres grandes músicos.

Si no estuviste allí estarás toda la vida arrepintiéndote, seguro.


Set list Terry Ilous + Jorge Salan
Come on n love me
When I find love
After the rain
Face down in the gutter
Hard to say goodbye
Once bitten twice shy
Inside out


Set list Jeff Scott Soto + Jorge Salan
Mysterious
Eyes of love
Broken man
Ill be waiting
When im older
Livin the life
Comes down like rain
Dont let it end
Purple rain

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALESTORM + SKÁLMÖLD

14-12-2018, Salamanca (Sala Camelot)

CRISTAL VIPER + TOXIKULL

14-12-2018, Sevilla (Sala Even)

ALESTORM + SKÁLMÖLD

15-12-2018, Madrid (Sala Cats Concerts)

CRISTAL VIPER + TOXIKULL

16-12-2018, Zaragoza (Sala Utopía)

ZEAL & ARDOR

18-12-2018, Madrid (Sala Copérnico)

Ver Más »