Los Suaves

Barcelona (Sala Razzmatazz)

25 de Abril, 2015

Salva G.

hace 3 años

La gira de despedida de Los Suaves aterrizó ayer noche en un abarrotado Zeleste. Sí: Zeleste. Tanto para la banda, como para los fans más longevos del grupo la sala del poble nou siempre será Zeleste, Yosi, cantante del grupo así lo corroboró al inicio del show ras haber interpretado tres de sus temas. Allí la banda tocó cuarenta veces, en ocasiones dos noches seguidas, e incluso grabó parte de un álbum en vivo, y un concierto en video que nunca vio la luz.


Debo confesar que hace la friolera de dieciséis años que no veía al grupo. Lo sé, un hecho imputable. Podría perder por ello mi viejo carnet de amante del Rock.


Pero también debo decir en mi descargo que antes de eso les vi once veces, viajé a Madrid para verles en la vieja sala Canciller, vi al malogrado Hermes, al duro Ramón Costoya, alias Moncho, y al perdido Tony Vallés en vivo e incluso si me lo propongo puedo llegar a oír mis gritos en su directo Suave es la noche, así que estos hechos me dieron crédito para todos esos años en que no les vi.


Y visto lo visto anoche debo admitir que el grupo, aun y con sus correspondientes cambios en la formación, ya no están ni Angel en la batería ni Moncho a la guitarra, los miembros que vi en el último show que presencié de los gallegos, en su puesto encontramos a Tino y Fernando respectivamente, sigue siendo una auténtica apisonadora de Rock en vivo.


Dos horas y cuarto de puro y duro Rock and Roll ejecutado a la perfección por una banda que asegura que esta será su última gira, aunque alguien me comentó en la sala que editarán nuevo disco en estudio y que elija el disco que elija para interpretar cualquiera de sus canciones, estas son coreadas por el público como si les fuera la vida en ello (un servidor incluido)


Tan solo dos de sus discos se quedan fuera de ese listado: Frankenstein y El jardín de las delicias.


Pocos cambios tuvo el listado de canciones interpretadas con respecto a los dos últimos conciertos del grupo a excepción de la entrada en él del clásico Esta vida me va a matar, que Yosi aseguró al presentarla que hacía como treinta años que no la hacían en vivo.


Hubo confeti multicolor, banderas ondeadas: la catalana, la gallega y la del grupo, que Yosi tiró al público tras arrancarla del mástil, el propio cantante bañó en confeti a Alberto y Fernando y tiró los cubos, al más puro estilo Ozzy al público, y por supuesto acabó tirándose él mismo a las primeras filas, en un show de Los Suaves es todo siempre igual.


Por eso nos gustan.


Y por sus temas, claro.


Veintiuno en total anoche en la antigua sala Zeleste.


La primera locura general aconteció en el segundo tema, la dura y metalizada versión del viejo poema de Goytisolo musicado por Paco Ibánez que los orensanos ya hicieron suyo.


Aunque en general todos y cada uno de los temas tuvo su aplauso y sus gritos de emoción, se podrían destacar además del anteriormente citado a su clásico Siempre igual, al emotivo Pardao, No puedo dejar el Rock, que derivó en una auténtica fiesta, y la extensa y final La noche se muere.


Fue en este último tema donde Alberto Cereijo demostró su auténtica valía con las seis cuerdas ejecutando un extenso solo combinado con Fernando que fue un auténtico deleite para los presentes. Los músicos a excepción de Yosi se quedaron sobre el escenario para terminar el show con una extensa improvisación que por momentos parecía no tener fin.


Por supuesto, para el que esto suscribe, sus tres primeros discos son mágicos y sigo soñando con una gira interpretando esos temas que bien podría llamarse La noche sigue siendo Suave, al estilo del Maiden England de Iron Maiden, la esperanza es lo último que se pierde, y Maldita sea mi suerte me sigue pareciendo no solo el mejor disco de la banda si no una auténtica obra maestra, pero disfruté igual de sus temas más nuevos grabados en el nuevo milenio.


Y no fui el único.


Anoche de nuevo Los Suaves fuimos todos.


Yosi
recordó a Phil Lynott tras la interpretación de su versión de Massacre gritando un: ¡respeto por los grandes! cuando alguien de entre el público sacó una camiseta de Thin Lizzy y la levantó por encima de las cabezas de los demás.


Cereijo
colgó una bandera gallega en su mástil de guitarra para una rápida interpretación del Himno Gallego tras finalizar El afilador. Nos mató con sus cortantes y duros riffs en Viajando al fin de la noche, La noche se muere, San Francisco express o El afilador con ese regusto Thin Lizzy en sus dobles armonías que tantos aplausos levantaron.


En definitiva, es una lástima que la banda deje de girar, creo que este mundo necesita noches como la que vivimos anoche en la vieja sala Zeleste, una auténtica fiesta que hizo que olvidásemos nuestros problemas al menos por dos horas y cuarto.


Crucemos los dedos y recemos para que no sea así y tras ese prometido disco de estudio podamos verles de nuevo en vivo, prometo no dejar pasar otros dieciséis años hasta mi próximo concierto de ellos.


Set list:
Cuando los sueños se van
Palabras para Julia
Maldita sea mi suerte
Lisa (1970-1996)
Por una vez en la vida
No puedo dejar el rock
Viajando al fin de la noche
¿Sabes? ¡Phil Lynott murió!
Siempre igual
Si pudiera
Malas noticias
Pardao
Mi casa
El afilador
Dolores se llamaba Lola
Encore:
San Francisco express
Ese día piensa en mí
Ya nos vamos
Encore 2:
Esta vida me va a matar
Massacre
La noche se muere



Line up:
Yosi: voz y guitarra acústica
Alberto Cereijo: guitarra y coros
Fernando Calvo: guitarra y coros
Charli Domínguez: bajo y coros
Tino Mojón: batería

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALESTORM + SKÁLMÖLD

14-12-2018, Salamanca (Sala Camelot)

CRISTAL VIPER + TOXIKULL

14-12-2018, Sevilla (Sala Even)

ALESTORM + SKÁLMÖLD

15-12-2018, Madrid (Sala Cats Concerts)

CRISTAL VIPER + TOXIKULL

16-12-2018, Zaragoza (Sala Utopía)

ZEAL & ARDOR

18-12-2018, Madrid (Sala Copérnico)

Ver Más »