Tom Keifer Band

Barcelona, Sala Razzmatazz 2

19 de Octubre, 2015

Salva G.

hace 3 años

Tras ver en vivo con un año de diferencia a Cinderella, primero en Madrid el 9 de junio de 2010, después en Barcelona el 10 de junio de 2011, hemos tenido que esperar cuatro años para poder disfrutar en directo del buen hacer de Tom Keifer líder del combo americano, aunque esta vez sus acompañantes no sean sus viejos colegas de Cinderella.

Con media formación de músicos conocidos, y otra media de músicos desconocidos, pero todos ellos amigos de Tom, e incluso vecinos, Tony y Billy, guitarra y bajo respectivamente viven en la misma ciudad que Keifer, la propuesta musical de Tom en vivo obviamente se basa en los viejos temas de su vieja banda. Sí, da opción a unos pocos de su último y único disco en solitario, “The way lifes goes” pero más como un acto testimonial que como una apuesta segura. Incluso en los bises prefiere interpretar dos versiones que seguir echando mano de ese disco editado hace ahora dos años.

Con la introducción de “Bad seamstress blues” sonando por el P.A. los músicos hicieron acto de presencia sobre las tablas bajo un caluroso y ruidoso recibimiento por parte de un público completamente entregado a Tom desde el primer minuto.

Tony Higbbe a la guitarra, vistiendo una camiseta de The Wildhearts con la que me ganó el corazón, no en vano tiene un grupo llamado Caprice como un viejo tema de los ingleses, Billy Mercer al bajo, ambos desconocidos musicalmente hablando como comenté anteriormente, y los Paul: Simmons y Taylor, batería y teclista respectivamente, conocidos de sobra por los más eruditos, entre sus trabajos previos encontramos relación con Alice Cooper, Winger, Petra, Steve Perry, Black Oak Arkansas e incluso CInderella sirven perfectamente a su jefe para su propio lucimiento, aunque el esfuerzo realizado por Tom le pasase factura durante “Shelter me” y su voz se rompiese. Por suerte era el último tema del set, previo a los bises y Higbee salió al rescate, dejando descansar a Keifer para poder acabar dignamente el viejo éxito de Cinderella.

El sonido de Tom en solitario es más acústico, más relajado, con pequeños toques blues, rozando por momentos el pop excelso que podían facturar Beatles pero que con su rota voz siempre resultan estimulantes.

“A different light” es un buen ejemplo de ello.

Pero por supuesto la locura en vivo llega de la mano de cualquier canción de Cinderella.

Y es que la interpretación de la rápida “Somebody save me” seguida de la rítmica “Shake me” caldearon el ambiente y ofrecieron lo mejor de Keifer en cuanto a nivel vocal se refiere.

Tras estas dos nos sobrevino un pequeño set acústico con la tranquila “Heartbreak station” primero, la etérea “The flower song”, single debut del disco en solitario del músico después, y la emotiva “Dont know what you got (till its gone)” para finalizar, sin el dúo vocal de Tom y su mujer Savannah, que tuvo que volar de regreso a su casa por problemas médicos, en este punto Tom hizo que llamaba a su mujer por teléfono y nos empujó a cantar con todas nuestras fuerzas para que Savannah nos oyera allende los mares.

En este punto del concierto el público se volcó con la banda. Tanto, que como dice Tony Higbee en su Facebook se quedó sorprendido, y admite que esa es la actitud correcta que debe tener un público de rock, y eso que fue durante el set acústico!

Y es que el mismísimo Tom nos grabó con su móvil para subir la grabación a las redes sociales, pidiéndonos que hiciéramos mucho ruido. Lo que no se esperaba es que tras la primera grabación y con ella el retorno de su móvil a su roadie, el público se viniera arriba y acabase entonando el famoso canto del oe, oe, oe típico de los campos de fútbol. Así que Tom, ni corto ni perezoso, pidió de nuevo el móvil a su asistente, que por cierto en algún instante del show se colgó la guitarra acústica y apoyó a Tony con sus rasgueos, y grabó de nuevo a los asistentes cantando dicho canto espontáneamente ante el asombro de todos los músicos.

“Solid ground”, segundo single del disco, y la blusera “Cold day in hell” con Tom a la armónica, dejaron constancia que la banda presentaba un nuevo disco.

En “Nobody fools” apareció Kendra, la corista, que aunque se pasó gran parte de “Dont know what you got (till its gone)” sentada al borde de la batería, no aportó nada al tema, algo que sí hizo con el resto de canciones del set, ora haciendo coros, ora tocando pandereta, ora haciendo lo propio con unas maracas.

Tom sudaba, forzaba su rasgada voz, que en ocasiones dudé de su aguante, pero se entregaba al 100% en todo momento, incluso llegó a tirarse por el suelo en alguna ocasión. No sé si por el esfuerzo o para poder descansar de la fatiga acumulada.

Sinceramente creo que Tom dio todo y más el pasado lunes en la mediana de Razzmatazz antes unos 300 asistentes y sin duda es algo de agradecer.

El broche final lo puso la emocionante “Coming home” y la festiva y alocada “Shelter me”, con un piano de Taylor esencial y un Tom desbocado, animando al público a cantar y aguantando como podía su rota voz.

Las versiones de Rolling Stones primero y The Beatles después quedaron como un momento anecdótico, bien podría haber metido dos temas más de su disco o algún clásico más de Cinderella, “One for rock and roll” era mi apuesta, un tema que amo por encima de cualquier otro, pero quiso homenajear a sus ídolos con esas dos canciones. Algo que por supuesto nadie puso pegas. Es más, creo que el estribillo de “Its only rock and roll” se cantó a pleno pulmón en toda la sala.

El remate final lo puso “Gypsy road”, con la sala en pie, aplaudiendo, cantando y disfrutando del momento. Sí lo sé, en Razzmatazz no hay forma de sentarse, así que obligatoriamente hay que estar de pie, pero qué coño, era simplemente una expresión.

Tras hora y media el grupo dejó el escenario dejando un excelente sabor de boca a los presentes.

Larga vida a Tom, ya sea con su nuevo proyecto o con sus viejos colegas de Cinderella.

 

Set list:
1. Bad seamstress blues
2. Fallin apart at the seams
3. Its not enough
4. A different light
5. Somebody save me
6. Shake me
7. Heartbreak station
8. The flower song
9. Dont know what you got (till its gone)
10. Nobodys fool
11. Solid ground
12. Cold day in hell
13. Coming home
14. Shelter me
Encore
15. Its only rock and roll (but i like it)
16. With a Little help from my friends
17. Gypsy road
 

Line up:
Tom Keifer: guitarra y voz
Tony Higbee: guitarra y coros
Billy Mercer: bajo
Paul Taylor: teclista
Paul Simmons: batería
Kendra Chantelle: coros

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALESTORM + SKÁLMÖLD

14-12-2018, Salamanca (Sala Camelot)

CRISTAL VIPER + TOXIKULL

14-12-2018, Sevilla (Sala Even)

ALESTORM + SKÁLMÖLD

15-12-2018, Madrid (Sala Cats Concerts)

CRISTAL VIPER + TOXIKULL

16-12-2018, Zaragoza (Sala Utopía)

ZEAL & ARDOR

18-12-2018, Madrid (Sala Copérnico)

Ver Más »