Symphony X + Circus Maximus + Dreamspace

Madrid (La Riviera)

1 de Marzo, 2008

F.J. Gabe

hace 11 años
Y tenía que ocurrir… Una mala impresión con respecto al sonido me invadió en cuanto pasamos la puerta mi compañera y yo, ella enfrascada preparando la cámara y yo pensando "espero que el sonido de Circus y Symphony X sea mucho mejor, porque…".

Eran las 17:45 cuando entraba en Madrid y la falta de tiempo (también llamada "prisas") hizo que no cayera en que quizá la acústica de La Riviera nunca ha sido de lo mejor… Y, de repente, me di cuenta con un mazazo en forma de sonido empastado, un amalgama sin sentido en el que lo único que destacaba eran los timbales y platos de la batería. Suspiré y comente con nuestra fotógrafa que los teloneros siempre sonaban peor que el grupo principal, bromeando sobre el posible miedo de un grupo a que un telonero le supere.

Con la sala a medio gas, Dreamspace hacía un grandísimo concierto, conectando muy bien con el público en las primeras filas y consiguiendo atraer la atención de las "ovejas descarriadas" que observaban a distancia. Me hubiera gustado poder dar una opinión fundada acerca de su calidad como músicos, pero, como dije, el sonido fue el peor de los tres grupos que en esa tarde-noche nos deleitaban con su metal progresivo.

Dreamspace

El suyo es un Prog muy cercano a Dream Theater, muy denso y complicado auditivamente, no apto para "profanos", si bien es cierto que si aprecias a DT o a SX, disfrutas de su descarga como un enano, caso de un servidor. Temas de su último redondo, "5th Dimension", se intercalaron con interpretaciones de su ya nutrida carrera con cuatro discos. Un concierto más que correcto que debió disponer de mucho mejor sonido. Aún así, espero verlos en mejores condiciones para emitir un juicio, al menos, justo.

Tras un brevísimo cambio de backline, salían a escena Circus Maximus. Ni que decir tiene que tenía mucha curiosidad por ver a este grupo que a la primera escucha de su segundo redondo, "Insolate", me hizo intuir cierto cocktail explosivo mezcla del Metal Progresivo más de la escuela de Dream Theater con la potencia y garra de Symphony X. La intro de este mismo disco abría un directo apabullante, más digno de grandes MÚSICOS que de unos "colegiales" (atentos a las comillas).

Circus Maximus Circus Maximus

Maravillosa la descarga y maravillosa la interpretación, aunque, como se iría haciendo típico de la tarde-noche, el sonido desmereció un directo que requería mucha más exquisitez sonora. A destacar el buen hacer del frontman, Michael Eriksen y de su guitarrista, Mats Haugen, con una técnica que me recordó inevitablemente al gran Petrucci. Sus mismas figuras en los dedos y las mismas posturas. Algo en absoluto malo, pero que me hizo mucha gracia.

Circus Maximus Circus Maximus

Temas como "Arrival of Love" o "Alive" funcionaron de maravilla entre un público que se entregaba cada vez más, a parte del gran número que coreaba las canciones. Con "Ultimate Sacrifice" el grupo nos dejaba con un estupendo sabor de boca, aunque con cierto regusto con respecto al sonido, como estoy harto de repetir en esta crónica.

Circus Maximus Circus Maximus Circus Maximus

Otro breve intermedio y comenzaba a sonar "Oculus Ex Inferni", la pedazo de intro que abre el no menos apabullante "Paradise Lost" de Symphony X. Y como en su anterior visita a España con Dream Theater, sin guitarras ni batería, para que los integrantes pudieran marcar los últimos compases en su presentación.

Aunque esperaba el tema, "Set the World on Fire (the Lie of Lies)" fue todo un martillazo directo a mi centro neurálgico. Si un tema rápido, contundente, salvaje lo aderezas con una interpretación majestuosa, unos toques maestros de virtuosismo y la maravillosa voz de Allen, queda esta impresionante obra que llega a todo su esplendor en el directo. Y otra vez el sonido, pardiez, que no me dejó disfrutar plenamente de uno de los mejores guitarristas de la escena metalera y uno de los cantantes más versátiles y técnicos del panorama metalero, uno de mis absolutos favoritos. ¡Qué chorro! ¡Qué potencia! (no, no fue un orgasmo, si acaso mío) Qué lección magistral nos estaba dando…

Symphony X Symphony X

Sin apenas descanso, el bajo estupendamente digitado de Lepond daba entrada a "Domination". Creo que no tengo que explicar la sensación que recorre tu espalda cuando un tema de tan bárbara contundencia te atrona en directo. Uno de los temas más bestias de su último redondo gana en vivo una fuerza aún más abrumadora. La voz de Allen se torna rasgada y brutal, mientras espolea a un público entregado. Un momento memorable que da paso a "Serpent's Kiss", que sonó francamente bien, qunque personalmente no es de los temas que más me gustan del "Paradise Lost", he de admitir que en directo funciona de maravilla. Una sorpresa nos aguardaba después del sensual beso de la serpiente, y fue "The Damnation Game", un tema que me pilló "en bragas", ya que ni de lejos lo esperaba. Eso sí, agradabilísima sorpresa que continuó con un pequeño guiño de Allen a los que habíamos acudido al concierto de DT en noviembre, que coreábamos "María, María…" en honor del gracioso juego que él mismo realizó cuatro meses antes.

Symphony X

Tras ello, dedicó una magnífica y preciosa "Paradise Lost" a todas las Marías. He de decir que la interpretación estuvo muy a la altura en todo momento y fuimos muchos los que nos emocionamos ante tan magna actuación. Allen jugaba en todo momento con Romeo, con el público… Es un gran frontman y sabe explotarlo, sobre todo en las partes de participación del respetable, donde exprime hasta el mismo tuétano su carisma y empatía, que demostró con creces en esta canción.

Llegaba el momento de un clásico, y el escogido no fue otro que "Through the Looking Glass". Catorce minutos de excelencia musical, en los que los asistentes lo dimos todo coreando emocionados el estribillo final "Dream on… Do you believe?". He de decir que el sonido pareció mejorar un poco en esta canción, aunque me da la impresión que es por el protagonismo de los "strings" de Pinella sobre los riffs de Romeo. Aún así, fue tocada con toda la maestría esperable de un grupo de tal calibre. Impresionante Allen, con un par de toques de la más alta esfera vocal, lo que le valió una ovación más que merecida de los allí presentes.

Symphony X Symphony X Symphony X

Grandioso. Es el único calificativo que le encuentro a la interpretación de un clásico en los set list de la banda como "Inferno". Un tema cañero y, probablemente, el más conocido de la banda, al que siguió una de mis favoritas, "Smoke and Mirrors" y sin descanso, Lepond se marcó un mini solo que daba la entrada a "Sea of Lies", otro tema clásico en el repertorio del grupo y más que efectivo debido en parte a su sencillo estribillo, que hace cantar desaforadamente a todos los asistentes. Siempre he dicho que estos tíos sí que saben hacer un estribillo.

Cosa, por cierto, que vería reflejada con "Revelations (Divus Pennae ex Tragoedia)" y su apabullante chorus, uno de los más hermosos de la banda. Y no pude dar crédito a mis oídos cuando no sólo tocaron los compases finales de "Revelation", los cuales son los mismo que los del último movimiento de la enorme "The Divine Wings of Tragedy", sino que, aprovechándolos, tocaron esa última parte de ese mismo tema. Uno de los mejores momentos de la velada.

Symphony X Symphony X

Y llegó el momento de la fingida despedida. Un intermedio un tanto largo, que no llegó a enfriar al público, ya que Allen pidió disculpas diciendo algo así como que tenía un "demonio en el culo" debido a la ingesta de "mucha carne" (que cada cual lo interprete como quiera ^^).

Y vino, tenía que venir… "Eve of Seduction" y la sala explotó. Una canción que aquel día tenía un significado muy importante para mí y que no falló. Temazo con uno de los mejores estribillos de la banda que dio paso al último himno del concierto: "Of Sins and Shadows" con sus impresionantes coros y su intrincada estructura. Muy grandes Pinella y Romeo con las armonías vocales y con sus respectivos instrumentos.

Symphony X

Y ése fue el final. Un concierto con un gran set list que podría haber incluido "The Odissey", como pedían los asistentes, pero que, de todas maneras, nos satisfizo enormemente. Symphony X estuvieron increíbles tanto en general como individualmente, demostrando que merecen ser uno de los grandes grupos de Metal actuales. Ahora, otra vez mi única queja se dirige hacia el técnico de sonido, que, al parecer, tampoco hizo un trabajo muy bueno en el concierto de Barna, según he podido saber. Deberían plantearse seriamente un cambio en ese aspecto.

Quizá otro aspecto negativo fuera la escasa iluminación de la que hizo gala el directo, ya que apenas se distinguía el fondo con la portada del "Paradise Lost". Por lo demás, un gran sabor de boca deja la escuadra liderada por Romeo y muchas más ganas de verlos otra vez en mejores condiciones.



Texto: F.J. Gabe
Fotos: Laura "Absinthe" Brotons

1 comentarios

#1

Dani

hace 8 años

Que yo sepa se llaman Dreamscape pero bueno... No sé de donde habéis sacado eso de Dreamspace. A ver si lo actualizáis por favor. Gracias

Valorar
Responder
Karma:  0

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Nuevos Discos

Más discos »

Agenda

ALICE COOPER + BLACK STONE CHERRY

07-09-2019, Madrid (Palacio Vistalegre)

CHROME DIVISION + CROSSPLANE + VIRGINIA HILL

10-09-2019, Madrid (Sala Caracol)

OVERKILL + DESTRUCTION + FLOTSAM AND JETSAM

13-09-2019, Madrid (Sala La Riviera)

THE NEW ROSES

04-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

BETWEEN THE BURIED AND ME

04-10-2019, Barcelona (Sala Salamandra)

Ver Más »