Rush

Clockwork angels

7/10

Roadrunner Records

★★★☆☆
Salva G.
hace 7 años
Los fans de Rush, trío canadiense de rock progresivo / hard rock, han tenido su dosis musical de la banda desde que estos editaran su último trabajo de estudio, “Snakes and arrows” en 2007 gracias a recopilatorios varios, directos y dvds, pero lo que todo fan quiere es música nueva de su grupo favorito y no ha sido hasta este 2012 cuando la banda se decidió a editar su nuevo disco de estudio, el más que formidable “Clockwork angels”.

Como en los mejores tiempos éste vuelve a ser un disco conceptual, tanto que el novelista de ciencia ficción Kevin J. Anderson decidió novelar el disco junto a Neil Peart artífice de las letras, como no podía ser de otra forma, del mismo.

La historia es clara: la búsqueda de un joven para seguir sus sueños, estando atrapado entre las fuerzas grandiosas del orden y el caos, viajando a través de un mundo fastuoso y colorido lleno de steampunk y alquimia, en las ciudades perdidas, con piratas, anarquistas, carnavales exóticos, y controlado por el relojero que impone la precisión en todos los aspectos de su vida cotidiana. Un poco como estamos todos últimamente en nuestras vidas. Regidos por un reloj que nos marca nuestro paso, intentando hacer realidad nuestros sueños y luchando contra piratas (llamémosles mejor políticos) en ciudades perdidas (digamos que es el país quién anda perdido) llenas de carnavales exóticos (ciertamente poniendo la televisión nos damos cuenta que este mundo es todo un carnaval).

Ciertamente deberían haber editado el disco el día 21, así sería el 21 del 12. Parece que el grupo tiene cierto apego a su viejo disco “2112” de 1976 ya que el reloj que aparece en la portada de este nuevo álbum marca exactamente esa hora. Pero ¿consigue hacernos olvidar aquel maravilloso disco? No. Y no por nada malo, al contrario, creo que Rush siempre han mirado hacia adelante en cuanto a su carrera musical se refiere y aunque podrían hacer guiños al pasado, siempre son más de cara al fan que a su música. Los Rush del nuevo siglo son un grupo poderoso, asentado en un sonido, fácilmente apreciable tanto a la hora de cantar como a la hora de instrumentar los temas. Unos temas que ganan con las escuchas, ya que están provistos de tantos pequeños detalles que en un primer momento estos se escapan de nuestra percepción.

El disco lo abren dos piezas ya conocidas, la dura “Caravan” creada sobre un riff de guitarra de Lifeson, que demuestra claramente el toque hard rock del combo y la renovada “BU2B”. Con respecto al tema que ya conocíamos se le añadió una pequeña introducción, algo atmosférica y acústica a partes iguales, que da paso de nuevo a otro duro riff de Lifeson, apoyado en todo momento por la excelsas líneas de bajo de Lee y la potente y métrica batería de Neil.

Aun siendo un álbum conceptual, tiene sus personajes, su trama, su nudo y su desenlace, el grupo no quiso que los temas tuvieran un hilo conductor y éstos fueron concebidos de forma separada, absolutamente independientes unos de otros, para sostenerse por sí solos, así que no hay pequeños interludios musicales entre tema y tema, ni bellas melodías que los unan. Aquí tenemos CANCIONES, así, en mayúsculas. Juntas hacen un todo, pero separadas tienen vida propia. El tercer tema del disco, el que da título al mismo, sigue la línea abierta con los dos anteriores. Hard Rock en estado puro musicalmente hablando, con toques progresivos en su instrumentación típicos del trío. Señalar que también existe una pequeña sección blues en el centro del tema, con una voz tratada de Lee.

En “The anarchist” nos encontramos con lo mejor del grupo. Una guitarra de Lifeson marcando un riff, la batería de Neil aporreando desde atrás, y una línea de bajo por parte de Lee completamente en primer plano. Además los teclados y la guitarra en ciertos momentos le dan cierto aire oriental al tema que le dotan de un aura misteriosa.

“Carnies” contiene posiblemente el inicio más Heavy de todos los temas, con la guitarra de Alex en primer plano usando un potente y repetido riff, hasta la entrada del estribillo. Aire de carnaval en su pequeña introducción que se evapora a las primeras de cambio.

Con “Halo effect” la banda frena un poco. Un tema corto con inicio acústico que después se repite en los versos del tema, dejando paso a la electricidad en los coros del mismo.

En “Seven cities of gold” es Lee quien destaca sobre sus compañeros si es que no lo hizo anteriormente. Aquí es explícito. El inicio del tema se basa en una línea de bajo, hasta que entra el grupo al completo.

“The wreckers” trae el lado más pop del grupo a primera fila. El tema desprende cierta melancolía, emotividad, debido en parte a esas fuertes orquestaciones que realzan su cariz.

No es de extrañar que “Headlong flight” sea single del disco. Es pura esencia Rush primera época. Desde el inicio por parte de Lee con su bajo, hasta la guitarra de Alex o el ritmo básico pero conciso de Neil.

Acabamos con “BU2B2” que se torna una pequeña introducción para “Wish them well”, con Lee cantando sobre un fondo de cuerda. Consigue añadir tensión a la trama. Un tema que encaja a la perfección antes de “The garden”, una pequeña joya de orfebrería musical.

Completamente distinto al resto del álbum, en parte por su sonido acústico en guitarras y en parte por la orquestación tan sutil que acompaña a todo el tema, destaca por encima de todo un piano en su parte final mientras Lee canta los últimos versos de la historia, dotando al tema de una emoción palpable. Dejamos el solo de Alex para el final, ya que se aleja de todo lo anteriormente oído, siendo éste un solo espacial, un solo que respira tranquilidad y sosiego.

En definitiva, Rush no creo que lleguen a sorprender a día de hoy a nadie, ni a viejos ni a nuevos fans que se acerquen al trío vía Dream Theater por ejemplo, pero su seña actual es editar discos de calidad, que aunque no lleguen a la altura de sus grandes obras del pasado, algo que seguramente ellos tampoco se lo plantean a la hora de adentrarse en una nueva obra, como podrían ser, “2112”, “A farewell to kings” o “Hemispheres”, ni llegarán a ventas como sus éxitos “Moving pictures” o “Roll the bones” seguirán ofreciendo calidad, sobre todo en directo donde la banda se torna una completa experiencia tanto auditiva como visual.

Notable disco para los tiempos que corren.

Track list

01. Caravan
02. BU2B
03. Clockwork angels
04. The anarchist
05. Carnies
06. Halo effect
07. Seven cities of gold
08. The wreckers
09. Headlong flight
10. BU2B2
11. Wish them well
12. The garden

Line up:

- Geddy Lee: voz, bajo y teclados
- Alex Lifeson: guitarras
- Neil Peart: batería y percusión

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Agenda

KISSIN' DYNAMITE

22-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

GLUECIFER

24-10-2019, Barcelona (Sala Apolo)

ANNIHILATOR

31-10-2019, Bilbao (Sala Santana 27)

Ver Más »