ZZ Top

La futura

8/10

universal Republic Records

★★★★☆
Salva G.
hace 7 años
Los fans de los tres barbudos más famosos del mundo de la música teníamos que conformarnos con discos de grandes éxitos (“Rancho Texicano”), directos de época (“Double down live”) y directos actuales (“Double down live” y “Live from Texas”) para saciar nuestra sed desde “Mescalero”, el último álbum en estudio del trío.

Por suerte para nosotros, el pasado junio aparecía vía itunes un E.P. digital con material nuevo del grupo, que presagiaba la pronta edición de su quinceavo disco de estudio en breve.

Y tres meses después: “voià” el disco.

De la mano del productor barbudo más famoso del mundo, Rick Rubin, los de Houston entregan un disco que rebosa ZZ Top por todos sus poros. Lleno de Blues Rock, Boogie Rock y Hard Rock a partes iguales. Clásico, básico, imperecedero. No han variado un ápice su sonido, aunque es posible que esta vez éste sea mucho más orgánico y cálido que sus obras más conocidas. De un tiempo a esta parte la banda suena más básica, parece que Rick Rubin exprimió al grupo y grabó la esencia de él.

Por supuesto el sonido clásico del grupo, en cuestiones compositivas sigue presente. Una muestra es la efectiva “Chartreuse”, con ese sonido de guitarra tan reconocible. Un viaje de retorno a “Fandango”.

Juraría que fue grabado con los tres músicos en el estudio a la vez. Sí, con sonido digital, no creo que a día de hoy ZZ Top y menos Rick Rubin graben en analógico, pero ciertamente tiene un regusto de épocas pasadas muy bien conseguido. Nostalgia en estado puro.

La batería de Frank suena mejor, más natural, menos tratada. Directa, pura. Y eso se nota. Creo que cada vez más, ZZ Top están intentando volver a su punto de partida, queriendo cerrar así su círculo musical.

Aún recuerdo cuando editaron “Afterbunner” hace veinte y siete años que Frank comentaba que habían conseguido el sonido de batería para el disco llevando su kit a una pista de frontón y grabando allí sus partes. Parece que esa época quedó atrás, y el grupo entra en un estudio, concretamente The Foambox Recordings en Houston, y graba allí toda su música.

La muestra de tema cálido y puro la encontramos en “Over you”, el último de os cuatro primeros temas que aparecieron en el E.P. “Texicali”. Sinceramente, el solo de guitarra hiere. Una emotiva, delicada y emocionante balada que llega a poner los (pocos) pelos (que me quedan) de punta.

“Heartache in blue” es el auténtico blues del disco. Muddy Waters en estado puro. Ayudado por la armónica de James Harman el tema une a la perfección, como siempre, la voz gastada y grave de Billy junto a la voz aguda y clara de Dusty. Por cierto, éste es uno de los temas en donde la banda no acaba conjuntamente, si no que cada uno de ellos deja su instrumento, lo que refuerza la teoría de que los tres estaban en un mismo estudio a la vez a la hora de grabarlo.

“I don’t want i lose, lose, you” es un buen tema. Suena a ZZ Top de toda la vida. Su problema es que está justo antes de “Flyin high” sin duda alguna la perla del disco. Así que se olvida en seguida. Por cierto, de nuevo, otro tema que no acaba, sencillamente cada uno de los músicos deja su instrumento, excepto Frank que a golpe de caja da la entrada para “Flyin high” que tranquilamente podría ser el single de éxito que el grupo necesita. Sí anda más cerca del Pop de la soleada California que del Blues de la polvorosa Texas, pero lo bordan.

“It’s to easy mañana” suena arrastrada, llena de polvo del desierto. Lenta, pesada, oscura, amenazante. Pero rítmica, divertida y suelta en su extraño y corto final. Todo un acierto.

“Have a Little mercy” cierra la edición en tiendas del disco, con una cadencia básica en el grupo. Más cerca de nuevo del blues y el boogie que del rock o el pop.

Para los que tenga la edición “Best buy” podrán disfrutar de dos temas extras: “Threshold of a breakdown” tema éste con unas excelentes melodías vocales en sus coros y un solo final que se pierde en un fade out incomprensible y “Drive by lover” cantado íntegramente por Dusty Hill, el orondo bajista del grupo. Un tema más luminoso, la voz de Hill con esos agudos comparados con los graves de Billy es lo que tienen, cercano al Rock and Roll clásico, un ritmo de 4/4 básico que nos trae a la mente las bandas de los cincuenta.

Algo más de cuarenta y cinco minutos de puro ZZ Top, con pequeñas sorpresas, excelentes temas y la confirmación de que el grupo sigue vivo en estudio, aunque tarden la friolera de nueve años en editar material nuevo. Es extraño como en catorce años (1971-1985) la banda grabó nueve álbumes y en veinte y seis años (1986-2012) hicieron seis solamente.

Pero si cada uno de ellos supera al anterior y mantiene el espíritu de la banda vivo, así como engrandece su legado musical, los fans del trío ya nos conformamos. Incluso prometemos dejarnos crecer la barba hasta la salida de su nuevo disco, a ver si conseguimos tenerla igual que nuestros héroes.

En definitiva, un disco notable, orgánico musicalmente, mucho más que sus últimas obras, posiblemente gracias a Rubin, de temas cortos, tanto que cuando éste acaba te quedas con ganas de más, adictivo, lleno de boogie, blues y hard, ejecutado con una calidad fuera de toda duda, como el buen vino, ZZ Top, cada año que pasa, saben mejor.

Track list:

01. I gotsta get paid
02. Chartreuse
03. Consumption
04. Over you
05. Heartache in blue
06. I don’t wanna lose, lose, you
07. Flyin’ high
08. It’s to easy mañana
09. Big shiny nine
10. Have a Little mercy

Line up:

- Billy Gibbons: voz, guitarra y piano
- Dusty Hill: bajo y coros
- Frank Beard: batería
- James Harman [músico invitado]: armónica

1 comentarios

#1

aragangil

hace 3 años

muy bueno felicidades

Valorar
Responder
Karma:  0

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Agenda

KISSIN' DYNAMITE

22-10-2019, Madrid (Sala Nazca)

GLUECIFER

24-10-2019, Barcelona (Sala Apolo)

ANNIHILATOR

31-10-2019, Bilbao (Sala Santana 27)

Ver Más »