Black Stone Cherry

Folklore and superstition

7/10

Roadrunner Records

★★★☆☆
Salva G.
hace 10 años
Por fin tengo en mis manos el tan ansiado nuevo disco de los de Kentucky. El pasado 18 de agosto salió a la venta en todo el mundo, siendo ya el tercero en su corta pero intensa carrera plagada de premios, el más importante el que la revista Classic Rock le concedió el pasado año a la Mejor nueva banda por el tremendo álbum de debut y sus sudorosos conciertos.

Así que se esperaba con ganas la edición de este disco.

Y ahora que lo tengo no sabría muy bien como explicar los sentimientos que me produce escucharlo.

La banda lo grabó en Nashville, en los estudios Black Bird, propiedad de la guapa y poderosa, por su voz, estrella del country Martina McBride, con la que tengo en común nuestro amor por Pat Benatar y el prestigioso productor Bob Marlette, que también aparece acreditado como compositor de todos y cada uno de los temas (muy Robert Lange, sin duda) junto al a banda y el padre y el tío de John Fred Young, batería del grupo, Richard y Fred respectivamente, ambos pertenecientes a Itchy Brothers a.k.a. The Kentucky Headhunters, un combo que mezcla country, southern rock, bluegrass y algo de metal.

Trece son los temas, como en su primer disco, que la banda nos ofrece en esta nueva obra. Y aunque hay alguno que despunta más que otro, el conjunto global no hace que me emocione mucho. Y es una lástima, sus dos anteriores discos patearon mi culo.
Blind man es un buen comienzo, buen ritmo, sólidas guitarras con un excelente solo, gran coro y mucha fuerza vocal. Chris Robertson, cantante y guitarrista de la banda tiene un potente chorro de voz. En cierto que a veces suena a Eddie Vedder y que otras recuerda a Zakk Wylde pero eso no es nada malo, aunque particularmente Vedder nunca me gustó como cantante reconozco su valía.

El segundo tema, Please come in, tiene un pequeño guiño inicial a Led Zeppelin y su Dancin’ Days muy logrado, la verdad, sobre todo para aquellos que amamos a los de Plant y Cia. pero la canción completa, incluyendo la voz suena a Mike Farris y sus añorados Screamin’ Cheetah Wheelies (SCW). Tal vez pertenecer al sur de los Estados Unidos les hace tener ese parecido, pero es así.
Reverend Wrinkle, tercer tema del disco sigue la estela marcada por los anteriores. Potente, gran solo y coros cuidados al máximo.

En Soulcreek, Chris vuelve a sonar como Mike Farris, extraño pero cierto. Incluso la banda al completo podrían ser mis añorados SCW. Y será uno de los mejores temas a la hora de pasarlo a su versión en vivo. Ese Yeah, yeah de los coros es ideal para ello.

El disco esta lleno de grandes y endiablados solos, riff de guitarra pétreos, baterías alocadas, en este punto la admiración de John Fred Young, batería del grupo, por el gran John Bonham es más que patente durante todo el disco, temas evocadores, lentos y edulcorados –aunque estos últimos son pocos la verdad- y algún que otro destello de genialidad. Y es que no puedo pensar otra cosa al escuchar Peace is free, The Bitter end o Devil’s Queen.

La primera por contener un canto gospel en gran parte de su duración, que aún les asemeja más a Mike Farris un maestro para ellos, seguro, auque en las gracias de los créditos sólo nombren a Ronnie Van Zandt, Elvis Presley, Robert Johnson y Hank Williams. Def Leppard y Whitesnake no cuentan como influencia, simplemente aparecen por haberles taloneado en sus últimos shows ingleses, en unos conciertos BST y en otros los olvidados Thunder.

La segunda por ser el tema más rápido y duro del disco, lo siento,
el Metal sigue y seguirá fluyendo por mis venas.

Y la tercera, ¡Dios!, quisiera tomar algo en ese bar. Donde Mr. Robert Johnson y Sonny Boy Williamson no paran de tocar toda la noche y el mismísimo Belcebú reparte las cartas en las mesas. Un tema que contiene un sonido de Órgano (que por cierto no sale acreditado por ningún sitio quien es el responsable de él) que nos recuerda al mejor John Lord y que contiene el mejor solo del disco y unos coros que no te quitaras de la cabeza en unos cuantos meses.

Descoloca un poco Sunrise, por ese toque de guitarra reggae y unos aires latinos que le da Fred Young con una percusión en el centro de la canción, pero tranquilos, sólo es un pequeño interludio en el tema.

No quiero acabar sin destacar You, la balada del disco. En el siglo XXI y aún se sigue haciendo.

En definitiva, un buen disco, aunque podría haber sido mejor, esperaremos al siguiente disco a ver si se asientan como un gran grupo. Y es que a alguien que no pasa de los 25 años no se le puede pedir tanto.

Por cierto, si alguien tiene planeado viajar la primera semana de diciembre a Inglaterra, que sepa que la banda estará de gira por esas tierras junto a The Answer y que del mítico Astoria han pasado a tocar en la no menos mítica Brixton, todo un paso de gigante hacia la fama, sin duda.

0 comentarios

< No hay comentarios >

Escribe un comentario:

Debes con tu cuenta de usuario para poder escribir comentarios.

Últimas Noticias

Más noticias »

Vídeos

Más videos »

Agenda

ALESTORM + SKÁLMÖLD

10-12-2018, Bilbao (Sala Santana 27)

GEOFF TATE + TILL DEATH DO US PART

11-12-2018, Irún (Sala Tunk)

ALESTORM + SKÁLMÖLD

12-12-2018, Lisboa (Lisboa Ao Vivo)

GEOFF TATE + TILL DEATH DO US PART

12-12-2018, Madrid (Sala Copérnico)

CRISTAL VIPER + TOXIKULL

13-12-2018, Cascais, Portugal (Stairway Club)

ALESTORM + SKÁLMÖLD

13-12-2018, Sevilla (Sala X)

Ver Más »